Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Subastas » Efectos de luz

Una neblinosa vista del Támesis pintada por Claude Monet en 1903 es uno de los lotes que animarán las subastas de este mes. El puente de Charing Cross, que Sotheby’s licita el 12 de noviembre con un precio estimado de 18 a 28 millones de euros, pertenece a una serie de vistas del Támesis que Claude Monet realizó desde el hotel Savoy, situado sobre los jardines del Victoria Embankment. Pese a la diversidad de estas obras, a todas les une un mismo propósito: captar la luz filtrada a través de la bruma invernal. El marchante René Gimpel anotó en su diario (entrada del 28 de noviembre de 1918) que Monet le había dicho que sólo le gustaba Londres durante el invierno -con niebla-: «Sí, yo amo Londres en mayor medida que la campiña inglesa. Yo adoro Londres, es tan simple como una masa, como un conjunto. De Londres, lo que más amo es sin duda la bruma».

Claude Monet