Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Subastas » El amor loco de Frida

Diego y yo es el último autorretrato que Frida Kahlo (1907-1954) alumbró en la década de los años 40. Este óleo, que saca a pujas Sotheby’s el 15 de noviembre valorado en 26 millones de euros, podría batir el actual récord de la artista mexicana de 7 millones de euros establecido en 2016, y convertirse en la obra de arte latinoamericana más cara jamás vendida en subasta. Anna Di Stasi, directora de Arte Latinoamericano de Sotheby’s, aseguró: «Frida Kahlo es un icono global del arte moderno cuya obra es adorada en todo el mundo. Diego y yo, condensa la representación minuciosamente detallada, la iconografía compleja y las narrativas profundamente personales que caracterizaron su pintura de madurez.» Esta obra, con una fuerte carga emocional, alude a la relación de Rivera con la diva mexicana María Félix, conocida como La Doña o María Bonita, a quien el muralista pintó un sensual retrato también en 1949. Aquella relación fue objeto de numerosos rumores, y aunque bromeó sobre ella públicamente, Kahlo, que era buena amiga de Félix, quedó profundamente herida. Aquí, su pelo suelto (normalmente recogido en trenzas) casi parece estrangularla; tiene las mejillas sonrojadas, y una mirada intensa y llorosa. Este cuadro capta la angustia interior que entonces la consumía, reflejada en las tres lágrimas que brotan de sus ojos, que recuerdan a la Virgen de los Dolores, una imagen icónica en la historia del arte occidental.