Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Reportaje » Mayo del 68, la eterna primavera

El germen de Mayo del 68 se encuentra en diversos acontecimientos sociopolíticos y culturales generados en Estados Unidos. I have a dream de Martin Luther King y la famosa marcha pacífica de Washington fue una primera reacción en los años 60 frente al poder establecido, en lucha por los derechos civiles. Ese mismo año empezó la guerra de Vietnam y el rechazo social a esta guerra generó manifestaciones masivas, con un sentimiento antimilitar creciente, que culminó en 1968. Algunos artistas españoles vivieron el Mayo francés como Eduardo Arroyo, que se había exiliado a París en 1957 y tomó parte de las manifestaciones y eventos. También participaron plenamente el grupo de artistas conceptuales que el crítico de arte Alexandre Cirici llamó “Catalanes de París”, entre ellos Joan Rabascall, Antoni Miralda, Jaume Xifra y Benet Rossell. Con motivo del 50º aniversario de Mayo del 68 analizamos sus implicaciones en el arte. [Cartel cortesía Galería La Caja Negra]

mayo-del-68-1