Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Mercado » Sorolla y la marquesa

La venta estival que Ansorena celebra los días 17, 18 y 19 de julio está liderada por un importante lienzo de Joaquín Sorolla y Bastida (Valencia, 1863 –Cercedilla, Madrid, 1923), Retrato de María Luisa Maldonado, marquesa de Torneros (óleo sobre lienzo. 203 x 122 cm), que formó parte de la exposición Sorolla y la moda celebrada en el Museo Nacional Thyssen Bornemisza entre los meses de febrero y mayo de este año. La retratada, María Luisa Maldonado y Salabert, nació en 1888, hija de Mariano Maldonado, séptimo conde de Villagonzalo, y de Fernanda Salabert y Arteaga, marquesa de Valdeolmos. Fue marquesa de Torneros y posteriormente marquesa viuda de Fernando Roca de Togores y Caballero. Como explica Javier López Serrano, experto en Pintura Antigua de la casa de subastas: “Gracias a las cartas que escribe Sorolla a su mujer Clotilde sabemos que este retrato fue un encargo directo del conde de Villagonzalo, quién poseía una importante colección de pintura. El noble dio unas instrucciones muy precisas al pintor sobre cómo tenía que abordar el cuadro, indicándole que debía ser muy clásico y con fondo exterior, pero a modo de decorado, como en la pintura de los antiguos maestros. Al parecer, este lienzo cosechó gran éxito entre las damas de la aristocracia, lo  que llevó a Sorolla a comentar jocosamente a su mujer: ‘Están todas locas con el cuadro de la condesita”. Exitosas ventas internacionales como Las tres hermanas en la playa de 1908 (óleo sobre lienzo. 93,4 x 113,2 cm), vendido en Christie´s por 2,7 millones de euros, han contribuido a posicionar al maestro valenciano entre los autores más cotizados del mercado. Este aristocrático retrato, procedente de una colección privada, fue pintado en 1907. Para convertirse en su nuevo dueño habrá que ofrecer, al menos, 340.000 euros.

Sorolla