Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Mercado » Artemisa vuelve a la palestra

La primera obra firmada y datada de Artemisa Gentileschi fue Susana y los viejos realizada con tan solo diecisiete años, que mostraba ya dos de las preocupaciones de la gran pintora barroca: la representación de heroínas y el desnudo femenino. El año pasado, se convirtió en la primera artista femenina en 27 años en entrar en la colección de la National Gallery de Londres, cuando su Santa Catalina de Alejandría fue adquirida por la pinacoteca inglesa por más de 4 millones de euros. Por su parte, el mes de octubre, Dorotheum adjudicó su Lucrecia por 1,8 millones de euros. Siguiendo la estela de esa exitosa subasta, el 30 de abril, la casa vienesa saca al mercado María Magdalena en éxtasis, un óleo de Gentileschi (que contó con la asistencia del pintor Onofrio Palumbo en la ejecución del fondo) tasado entre 400.000 y 600.000 euros.

Dorotheum