Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Exposición » Artemisia, una pintora con alma de César

«Conmigo Su Señoría no perderá y hallará el espíritu del César en el alma de una mujer”, escribió Artemisia Gentileschi a su mecenas, Antonio Ruffo, el 13 de noviembre de 1649.

La National Gallery de Londres le dedica su primera monográfica en Reino Unido, país en el que trabajó a finales de la década de 1630, y cuya inauguración tuvo que posponerse debido a la pandemia del coronavirus. La idea de esta muestra surgió tras la adquisición por parte de la pinacoteca londinense del Autorretrato como Santa Catalina de Alejandría. En una época en la que las mujeres artistas no eran fácilmente aceptadas, Artemisia fue la excepción a la regla. Su carrera se prolongó durante más de 40 años y cosechó fama en toda Europa, contando entre sus coleccionistas a los gobernantes más poderosos de la época, como los Médicis y el rey de Inglaterra. Fue la primera mujer que entró en la Academia de Florencia, y aunque fue muy admirada en vida, hubo que esperar al siglo XX para que fuera redescubierta por el historiador italiano Roberto Longhi. [Autorretato tocando el laúd © Wadsworth Atheneum Museum of Art, Hartford, Connecticut]

 artemisia