Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Entrevista » El bosque animado de Stephan Balkenhol

Siguiendo la tradición europea de la escultura en madera que se remonta a la Edad Media, Stephan Balkenhol (Fritzlar, Alemania, 1957), es uno de los abanderados de la figuración en la escultura contemporánea. Con su sempiterno cigarrillo colgando de los labios y pertrechado de un martillo y un cincel, Balkenhol trabaja siempre en la soledad de su estudio. Su sello son figuras que emergen directamente del tronco del árbol dejando la superficie áspera, con sus nudos, granos y grietas. Dice que no es un contador de historias de ahí que evite las descripciones complicadas y las connotaciones ingeniosas en los títulos. “Mis esculturas tienen posturas estáticas, pero muy abiertas. En cualquier momento podrían empezar a reír, a gritar, a cantar, a saltar… Eso depende del espectador” ha dicho. El artista, que reparte su tiempo entre la ciudad alemana de Karlsruhe y la francesa de Meisenthal, expone con regularidad en nuestro país desde los años 80. [Foto: Henrik Hornung]

 stephan-balkenhol