Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Archivo » Brafa, el país de las maravillas

Si Baudelaire hubiera podido visitar Brafa como crítico de arte seguramente también habría dicho que “allá todo es orden y belleza, lujo, calma y voluptuosidad”. Brafa es un mundo de sueños, que el hombre ha ido convirtiendo en realizaciones a lo largo de la historia, presentado por galeristas y marchantes apasionados que buscan objetos bellos, a menudo raros, y de procedencia clara. En arqueología, se puede revivir la magia del Antiguo Egipto y de las civilizaciones de la cuenca mediterránea en Harmakhis de Bruselas (Estatua de Herieus, Período Ptolemaico), en Jaume Bagot de Barcelona (Dios Ptah. Tercer Período Intermedio. Época Saíta, 1085-525 aC), en Axel Vervoordt de Amberes (Máscara de sarcófago, Egipto, Último Período, 664-332 aC) y en Phoenix Ancient Art de Ginebra. El fascinante mundo que se creó durante la Roma Imperial está en la galería Chenel de París (Colosal perfil de un dios. S. I-II aC). El expresivo arte tribal, que tanto fascinó a los artistas de vanguardia podrá descubrirse en Didier Claes de Bruselas (Máscara Pende del Congo), en Bernard de Grunne de Bruselas y en Bernard Dulon de París. El esplendor y su rico simbolismo, con cerámicas, tapices y joyas brillan en Lamy de Bruselas (Pareja de jarrones en porcelana blanca y azul. Período Kangxi [en imagen]). La energía chamánica del mundo precolombino puede verse en Mermoz (Cinturón ceremonial del juego de la pelota. México, 450-650 aC). Los más bellos tapices de lana y seda anudados por manos artesanas de Persia y Turquía están en N. Vrouyr de Amberes. El optimismo de la pintura flamenca renacentista está en Florence de Voldère de París. La escultura clásica del Renacimiento, Barroco y Neoclasicismo se encuentran en Desmet (Relieve representando a Baco de Domenico Parodi, S. XVIII). La alta joyería de Chaumet, Boucheron, Cartier y Van Cleef & Arpels seduce en Bernard Bouisset de Béziers. Las artes decorativas y diseño del siglo XX en Anne Autegarden de Bruselas (Sofá de Terence Harold Robsjohn-Gibbings, 1950). La espiritualidad y la sabiduría iluminadora hindú pueden verse en Jacques Barrère de París (Cabeza de Buda. Gandhara. S. III-IV) y en Christophe Hioco de París. La pintura contemporánea está presente en Helene Bailly de París, en Boulakia de París, en Harold t’Kint de Roodenbeke, Presidente de Brafa por quinto año consecutivo (Ball game de Alexander Calder, 1974), en Pascal Lansberg de París (Figura con adornos de oro de Manolo Valdés, 1993) y en Meessen de Clercq de Bruselas (Quatre claus de Antoni Tàpies, 2004). Por otra parte, Julio Le Parc, pionero del arte cinético y óptico en los años 60, es el invitado de honor de Brafa en la celebración del 60 aniversario de la feria, un verdadero lujo con sus espectaculares obras. Los comics también están en Brafa, con planchas originales de Hergé, en Belgian Fine Comic Strip Gallery de Luxemburgo, para no olvidar que estamos en Bruselas.

Brafa 2