Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Mercado » La observadora de las estrellas, un ídolo prehistórico

La observadora de las estrellas de Guennol es uno de los ídolos anatolios más grandes y mejor conservados de la tipología Kiliya. Esta figura en mármol, que data del periodo calcolítico ( c.3000-2200 a.C) sale hoy al mercado en la sede neoyorkina de Christie’s con una estimación confidencial aunque se cree que podría superar los 3,4 millones de euros. Recibe su sobrenombre por el ángulo ligeramente inclinado de su gran cabeza al apoyarse sobre un cuello fino, creando así la impresión caprichosa de una mirada celestial. Sólo sobreviven 15 de estos ídolos casi completos, aunque abundan los ejemplos fragmentarios, particularmente cabezas. La mayoría presentan fracturas en el cuello, sugiriendo que las esculturas fueron “asesinadas” ritualmente en el momento del entierro. Esta figura procede de la colección de Edith y Alastair Bradley Martin, dueños también de la famosa Leona de Guennol, vendida en 2007 en Sotheby’s por 30 millones de euros, estableciendo un record para una obra de arte antiguo.

Observadora de las estrellas