Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Entrevista » La colección Kalfayan

Armenia es un país montañoso, sin acceso al mar, con una conflictiva historia a sus espaldas. Es el más pequeño en tamaño y en población de los tres estados del Cáucaso sur (Armenia, Azerbaiyán y Georgia) y por su privilegiada ubicación ha sido encrucijada de pueblos, religiones y culturas cuya influencia se ha dejado notar en su arte. A raíz de las atrocidades de 1915, y el posterior éxodo de la población armenia de Anatolia, la familia Kalfayan se propuso evitar la destrucción del patrimonio cultural haciendo acopio de obras de arte que habían sobrevivido a las turbulencias de principios del siglo XX. Comenzaron a reunir objetos de todo tipo forjando una notable colección particular de más de 650 piezas, que documenta la rica producción artística de Armenia así como la multitud de influencias que el país ha recibido a lo largo de los siglos debido a su privilegiada posición geográfica y tumultuosa historia. Entre Europa y Asia, el cristianismo y el Islam, el país ha desarrollado un espíritu cultural rico y sofisticado. La Colección Kalfayan refleja la poderosa influencia de la Iglesia Armenia, a pesar del dominio del Islam en los países de su entorno, incorporando tanto obras sacras y seculares, como excepcionales porcelanas chinas, cerámicas de Kutahya, artes decorativas y manuscritos. El Museum of the Swiss Abroad en la localidad suiza de Domaine de Penthes, presenta En el camino de la memoria, una selección de 170 piezas de la Colección Kalfayan, entre manuscritos, textiles, cerámicas y metales, que abarcan desde el siglo XIV al XIX y reflejan la diversidad de la cultura armenia. Arsen y Roupen Kalfayan, la cuarta generación de la saga, nos explican las motivaciones de la colección familiar en una entrevista que publicamos en nuestro número de mayo.

¿Cuándo nace la colección?
Se inició hace dos generaciones, a finales de los años 20 del pasado siglo, por nuestro tío paterno Gazaros Gazzarian, en Salónica, Grecia. Su intención era preservar el patrimonio armenio para las generaciones futuras. Los acontecimientos históricos ocurridos a finales del siglo XIX y principios del XX provocaron el desplazamiento de los armenios de su patria ancestral y esto también significó la dispersión de muchas obras de arte. Nuestro tío hizo todo lo posible por recuperar muchas de estas piezas y nosotros continuamos su legado. Sin embargo, nuestros intereses se han ampliado y también nos dedicamos al arte contemporáneo. De hecho, en la actualidad dirigimos una galería en Atenas y tenemos un espacio para proyectos en Salónica donde organizamos exposiciones especiales sobre las actuales tendencias del arte.

Arsen y Roupen Kalfayan