Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Entrevista » Diseccionar el alma

El pintor noruego Edvard Munch regresa a Madrid, desde su última visita en 1984, de la mano Museo Thyssen-Bornemisza (el único museo español que tiene obra del pintor) con ocasión de la exposición Edvard Munch. Arquetipos que podrá visitarse hasta el 17 de enero. Organizada con la colaboración del Museo Munch de Oslo, la muestra reúne una selección de ochenta obras del artista, considerado uno de los padres del arte moderno junto a Cézanne, Van Gogh y Gauguin. Símbolo universal de la angustia y la alienación del hombre moderno, Munch fue un creador esencial en la formulación de la sensibilidad artística contemporánea. Si bien Munch nunca abandonó la figuración, sí rompió con el mundo visible y exploró la dimensión espiritual oculta de la realidad para, a través de un innovador lenguaje plástico que evolucionó desde el simbolismo al expresionismo, inmortalizar plásticamente los temas más universales sobre la vida, el amor y la muerte. [Edvard Munch, Pubertad ©Munch Museum, Munch Ellingsen Group / Vegap, Madrid, 2015]

munch-2