Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Mercado » Dresde visto por Bellotto

La venta de Maestros Antiguos y Pintura Británica que Christie’s celebra el 9 de julio en Londres ofrecerá una excepcional selección de cuadros procedentes de colecciones particulares, que destacan por su rareza, importancia y procedencia. Muchas de las obras que se licitan llevan décadas sin verse en el mercado. La subasta está liderada por una obra maestra de Bernardo Bellotto (1721-1780), Dresde de la orilla derecha del Elba por encima del puente de Augusto, una de las últimas vistas de la ciudad pintadas por el artista que aún permanecen en manos privadas. Sale a pujas con una estimación de 11 a 16,7 millones de euros. Pintor de talento precoz, Bellotto se formó a la sombra de su tío, Canaletto, y llegó a convertirse en uno de los más avezados vedutistas de su tiempo. Sus interpretaciones de Dresde, Viena, Munich y Varsovia fueron notables testimonios gráficos de cuatro de las principales capitales del norte de Europa a mediados del siglo XVIII y ocupan un lugar destacado en el desarrollo de la pintura topográfica europea. Su creciente fama motivó que, en 1747, fuera llamado a Dresde para trabajar como pintor en la corte de Federico Augusto II de Sajonia, llevando a cabo una serie de vistas de la ciudad durante el apogeo de su poder, en la mitad del siglo XVIII. El cuadro que ofrecemos, Pintada entre 1751 y 1753, esta vista de Dresde es una variante de la primera que ejecutó para el príncipe. Fue concebida como un escaparate para su talento, y le sirvió para ejemplificar su método basado en los más altos niveles de exactitud y precisión topográfica.

BELLOTTO-VISTA-DE-DRESDE