Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Mercado » Una mirada inolvidable

El rostro de Gloria Swanson tras un velo de encaje es una obra magna de Edward Steichen y uno de los retratos más admirados del siglo XX. Esta icónica imagen, que ilustra nuestra portada de abril y que subasta Phillips el 9 de abril en Londres tasada entre 325.000 y 490.000 euros, fue el resultado de una sesión realizada en 1924 para la revista Vogue. Steichen la rememoró en su autobiografía: «El día que hice la foto, Gloria Swanson y yo tuvimos una larga sesión, con múltiples cambios de vestuario y diferentes efectos de luz. Al final de la sesión, cogí un velo de encaje negro y lo puse delante de su cara. Ella captó la idea al instante. Sus ojos se dilataron, y su mirada era la de un leopardo que escruta a su presa acechando tras los frondosos arbustos.»
Swanson fue una de las pocas actrices que logró hacer con éxito la transición del cine mudo al sonoro, y de ahí al teatro y la televisión. Steichen era una rara avis que lo mismo producía imágenes magistrales como fotógrafo pictorialista, modernista, aéreo y de combate, que como fotógrafo de moda y celebridades. La conexión entre modelo y fotógrafo aquel día de 1924 ilustra la intensa devoción con la que cada uno perseguía su objetivo: Swanson deseaba perpetuar su encanto, y Steichen capturar a la retratada de la manera más cautivadora posible. Vanity Fair publicó esta imagen en su edición de febrero de 1928 coincidiendo con el estreno de la película Sadie Thompson (La frágil voluntad, en su título en español) protagonizada y producida por Swanson, que había levantado gran expectación con su papel de una mujer caída que intentaba encontrar redención en una isla tropical. La actriz fue nominada al Oscar, y su retrato de Steichen se convirtió en su imagen más emblemática.

Steichen