Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Archivo » El Belén de la duquesa de Cardona

Más de dos siglos lleva en la familia de Casilda Ghisla Guerrero-Burgos y Fernández de Córdoba, XXI duquesa de Cardona, un espléndido Belén de más de doscientas figuras que recrea el espíritu del Nápoles del siglo XVIII. Cuenta la tradición familiar que “solo se hicieron dos belenes de esta misma factura, el realizado para el duque de Medinaceli y otro realizado para los zares de Rusia”.

Su primera exposición pública se realizó en 1860, en el que fue el palacio de la familia desde el siglo XVI hasta 1892, ubicado donde actualmente se encuentra el Hotel Palace de Madrid. Fue una iniciativa de Ángela Apolonia Pérez de Barradas y Bernuy, esposa del XV duque de Medinaceli, dama de la reina Isabel II, una mujer avanzada para su época, aficionada al arte y a la política, con uno de los salones literarios más famosos de la época. Encargó al pintor Federico Madrazo, uno de los artistas más reputados del momento, la escenografía del belén. El conjunto se siguió mostrando a lo largo de los años en la nueva residencia en la Plaza de Colón de Madrid, hasta las primeras décadas del siglo XX.

La joven duquesa, que nos concede una entrevista en nuestro número de enero, ha retomado la tradición de exponerlo al público y hasta el próximo 1 de febrero, el Belén podrá contemplarse en el Palacio de Cibeles de Madrid.

Duquesa de Cardona