Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Archivo » El futuro es suyo. Promesas del arte español

Los críticos de arte, los medios de comunicación -que son el soporte en el que nos expresamos los críticos- y las galerías de arte, son elementos imprescindibles para la construcción de la historia del arte contemporáneo, y como tal, un motor para dinamizar la creación, el entusiasmo y el mercado; la historia nos ha demostrado que las ciudades donde se han valorado el arte y la cultura han sido núcleos de gran florecimiento artístico y cultural, con gran crecimiento de su patrimonio. Es bueno hacer memoria.
En 1962, en la Ferus Gallery de Los Ángeles, un artista exponía 32 pinturas de latas de sopa; expuestas todas juntas, una al lado de otra, tan cotidianas y banales, conmocionaron los valores espirituales del expresionismo abstracto, el movimiento entonces en boga. Se pusieron a la venta a sólo 100 dólares cada una, Irving Blum, el propio galerista, sorprendido, las compró todas; naturalmente, el artista era Andy Warhol. Leo Castelli supo reconocer que estaba ante algo verdaderamente insólito, hizo una fuerte apuesta por él y una lata vale ahora millones de dólares.
Aunque la situación de aquellos míticos sesenta sea irrepetible, aquí presentamos una selección de artistas jóvenes escogidos por críticos de arte de prestigio; es puramente casual que todos sean hombres-cuestión de disponibilidad de los críticos encuestados-, pero ello no significa una mirada masculina del arte. La mayoría de los artistas tienen alrededor de 30 años y, según estos expertos, será bueno seguirles la pista.
Marga Perera

TOMÁS PAREDES
Presidente de la Asociación Madrileña de Críticos de Arte

Hugo Fontela (Grado, 1986) inicia su formación en Avilés y Oviedo, ingresa en The Art Students League de Nueva York, 2004. Desde 2005 vive en Manhattan, ese año fue Premio BMW de Pintura; Premio de la Crítica al mejor artista de Estampa’07. No es fácil deslindar abstracción y figuración en su pintura; ha conseguido estar, en sólo tres años, en prestigiosas colecciones internacionales. Su talento tanto para la creación como para la difusión de su trabajo es inmenso, brillante, evidente y lúcido.

Albano (Ávila, 1988), pese a encontrarse en segundo año de carrera, en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense, ha conseguido llamar la atención de certámenes y jurados, y en 2008 consiguió ocho primeros premios. Viene pintando desde niño y participando en concursos desde 2002, cuando ya fue premiado. En 2006, obtuvo la Beca del Premio BMW de Pintura. Su pintura renueva la pintura y es uno de los valores en alza más seguros.

Rafa Macarrón (Madrid, 1981) pertenece a una saga familiar ligada al arte. Su abuelo es una leyenda; su padre, arquitecto. Ha sido ciclista profesional, pero hace cinco años decidió convertirse en pintor. Ha expuesto en cuatro ocasiones y lo ha vendido todo, con un éxito asombroso, estando en colecciones de prestigio. Su pintura figurativa expresionista es muy personal y en ella se cruzan ecos de Fraile, Barjola, Saura. Se han hecho partícipes de su éxito El País, La Vanguardia, ABC, TVE, El Punto…

Elisa Gómez Sobelman (Madrid 1981) se forma en Madrid y Nueva York. Diseñadora y docente en el Instituto Europeo de Design. Sus trabajos tienen un perfume dadaísta y creativo que los convierten en obras autónomas, como sus collages. Es directora de arte de Ediciones Asimétricas, hay pruebas de su quehacer en exposiciones, en Madrid y Nueva York; en Claves de la Razón Práctica, la portada del libro El arte como revuelta de Carl Einstein, lampreave&millán, cuya figura recrea el MNCARS…

Carlos Tárdez (Madrid 1976) es licenciado en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid. Ha realizado numerosas colectivas y ocho individuales en galerías comerciales. Premio Joven de Artes Plásticas UCM, ha logrado diversos premios- adquisición, estando en colecciones importantes. Magnífico pintor realista, pero donde creo que tiene un gran presente y mejor porvenir es como escultor. Su escultura aúna forma, tiempo, materia y memoria, es una suerte de aforismo ahíto de pensamiento y perspicacia.

JUAN DE NIEVES
Crítico de arte. Ex director artístico del EACC-Espai d’Art Contemporani de Castelló

Rubén Grilo (Lugo, 1981). En su trabajo, realidad y ficción confluyen/colisionan en pos de nuevos formatos narrativos. Sus vídeos se conciben como procesos abiertos en los que la acción oscila entre ciertas formas asociadas al teatro y a la producción documental.

Amaya González Reyes (Sanxenxo, Pontevedra, 1979). Desde un modo de hacer que remite sin disimulo al arte conceptual, su trabajo supone un irónico comentario sobre las dinámicas del consumo, la publicidad o el mercado del arte.

Fran Meana (Avilés, 1982). Su trabajo evidencia la fragilidad o el declive de algunas de las convenciones e ideas que persisten en el ámbito de los ‘valores’ colectivos. Con su trabajo, efímero y manual, la galería o el museo se revaloriza como escenario para la utopía.

Nano 4814 (Vigo, 1978). Su trabajo parte de algunos recursos y estrategias del street art, en donde se maneja con soltura sin caer en el tópico. En su paso al entorno ‘protegido’ de la galería o del espacio institucional, sus piezas establecen un ingenioso equilibrio entre la estética urbana y el objeto de culto.

Manu Uranga (Zumaia, Guipúzcoa, 1980). En su trabajo relaciona sin prejuicios los dominios de la escultura, el dibujo, el vídeo o la instalación. Los materiales encontrados en el escenario urbano adquieren una nueva dimensión simbólica y seudo funcional en sus instalaciones.

ÀLEX MITRANI
Vicepresidente de la Associació Catalana de Crítics d’Art

David Bestué & Marc Vives (Barcelona, 1980 y 1978). Trabajando juntos o por separado, son dos artistas a seguir de cerca. Irónicos y analíticos, crean maliciosas parodias de universos y de sistemas retóricos, como el artístico. En David Bestué hallamos una especial capacidad para revisitar mitos culturales de la modernidad. Sabe plantear preguntas nuevas.

Pere Llobera (Barcelona, 1970). Pintor que explora nuevas formas de relatar lo íntimo y lo social con imágenes, a veces inquietantes y otras poéticas, entre el documento y el gesto. Ha sido artista residente en la Rijksacademie de Amsterdam.

Jordi Ribes (Barcelona, 1972). A partir de las mitologías cinematográficas, Jordi Ribes pinta y dibuja las vicisitudes de curiosos héroes. Aúna el recuerdo de las vanguardias románticas y sentimentales, como el Aduanero Rousseau, con la brillante frialdad de las imágenes virtuales.

Francesc Ruiz (Barcelona, 1971). En su trabajo se une la voluntad narrativa, emparentada con el cómic, con un dibujo exquisito y la observación de rituales y espacios urbanos. Expande y contamina los diferentes formatos del lenguaje gráfico.

RAMON CASALÉ
Crítico de arte. De la Junta de la Associació Catalana de Crítics d’Art
En conjunto, todos estos artistas tienen alrededor de treinta años, y los he visto personalmente, bien en exposiciones o participando en diferentes premios. Me parecen lo suficientemente interesantes para poder incluirlos en esta lista. Su aportación creativa se centra principalmente en entender la pintura como búsqueda de nuevos caminos ideológicos y conceptuales; aunque la mayoría son artistas figurativos, pero entendiendo la figuración como un recurso plenamente estético, y que hoy día podríamos considerar como figuración contemporánea. Todos ellos provienen de Bellas Artes.

Isabel Blanco Prieto (Barcelona, 1982) El paisaje urbano llega a ser una realidad diferente al concepto de belleza que se suele mostrar a nivel pictórico, ya que son frecuentes los derribos, los desechos y todos los elementos que resaltan la fealdad y frialdad de las paredes y los edificios reformados o en construcción.

Hanamaro Chaki (Tokio, 1976). La artista japonesa vive y trabaja en Barcelona. La cultura oriental, y más concretamente la del mundo de la ilustración, configura una nueva manera de situar los personajes de ficción, o sea, inventados, en seres humanos que se pueden relacionar en determinados ámbitos de nuestra sociedad.

Isabel Cercós. El humor y la ironía con los que se expresan los personajes que suelen aparecer en sus composiciones indican el grado de complicidad entre la artista y su entorno más inmediato.

Abel Pardo (Barcelona, 1974). El hecho de mostrar la arquitectura urbana conforma la existencia de un ambiente plenamente contemporáneo, donde el concepto de espacio es muy evidente, así como su contribución a la creación de un nuevo imaginario urbano.

Ana García (Igualada, Barcelona, 1974). La pintura de Ana García se mueve dentro de un realismo que va más allá de representar personas, objetos y paisajes que le despierten un verdadero interés. Sabe sintetizar y dejar fuera lo superfluo.

JOSÉ MARÍN-MEDINA
Crítico de arte. Ex vicepresidente de la Asociación Internacional de Críticos de Arte
Para responder en especial al ‘espíritu’ de esta encuesta, en lugar de destacar un pequeño elenco de firmas sobresalientes de artistas treintañeros, he preferido fijarme en algunos que me interesan por representar perfiles de ‘artista muy actual’. Son creadores jóvenes que conozco y con los que me interesa dialogar.

Jacobo Castellano (Jaén, 1976). La escultura de Jacobo Castellano se integra con materiales, objetos y residuos muy cercanos, cargados de sentimiento; se configura con formas y estructuras de registro constructivo; y se constituye sobre espacios entre arquitectónicos y escenográficos. El trabajo responde a conceptos y procederes rotundamente escultóricos, aunque a veces se aproxima a la configuración de las instalaciones. Su práctica funciona como reinvención de lugares y situaciones de la experiencia íntima; por ejemplo: la vieja casa familiar, abandonada y luego reencontrada; el descubrimiento en el desierto de los corrales portátiles que construyen los saharauis para proteger del calor a sus cabras; los cuadriláteros del ring, donde la violencia logra el éxito como premio… Opera sobre un entramado de ideas postconceptuales (derivadas, sobre todo, de la estética del “arte pobre” y del arte sociológico), sensaciones táctiles muy ricas y relaciones entre el espacio perceptivo y psicológico, el espacio de los objetos, el de los fenómenos y las experiencias, y el espacio gnoseológico, categorizador de las cosas, las intuiciones y el conocimiento. Sus dibujos (grafito sobre imágenes fotográficas impresas en papeles muy comunes) son de una extraordinaria calidad, y ofrecen representaciones diferenciadas (creativas) de propuestas escultóricas.

José Miguel Pereñíguez (Sevilla, 1977). El dibujo y la pintura de Pereñíguez constituyen un conjunto narrativo de escritura-ficción saturado de fragmentos y pliegues de imágenes biomórficas, paisajísticas, objetuales, arquitectónicas, letrísticas, oníricas…, que se componen a la manera de cartel o de pintada underground. Esta obra conecta la emblemática figurativa de la tradición culta barroca con la estética canalla de la subcultura, reivindicando el trash como motivo de deleite artístico, en el que la idea de perfección se ha democratizado (lo perfecto está al alcance de cualquiera, ya no es excepcional), y lo imperfecto y lo tosco se afirman como valores a la alza. En estas obras el procedimiento de mezcla no sólo se refiere a los motivos temáticos, sino también a los elementos de estilo: realidad y la ficción, signo y narrativa, mancha del magma y estilización caligráfica, violencia del trallazo y gusto por la fragilidad, representación frontal directa y distanciamiento irónico potenciando una lectura antidogmática del mensaje… El artista invita al espectador a “echarse a los caminos y recorrer la trastienda de los hombres; allá donde se ven forzados a reconstruir modos de vida cercados por una valla, encerrados en un galpón, almacenados en la memoria. Para distinguirse alzan emblemas precarios, sencillas visiones (el ansia de ser parte de la cadena), que parecen pudrirse en catálogos o guías, dejando un sabor acre”.

Barbara Fluxá (Madrid, 1974) pertenece a esa constelación de artistas que trabajan caracterizados por todo un conjunto de perfiles de registro objetual, tales como los siguientes: declarar obra de arte a los objetos; utilizar materiales pobres; ejercer interacciones entre objetos de desecho y trabajo artístico; contradecir los valores predominantes de la forma; remarcar el interés de las aportaciones que provoca el proceso de realización; implicarse conceptual y emocionalmente en la obra. En su ciclo emblemático de objetos encontrados, el trabajo se centra en formar un registro fotográfico, una restauración (de tipo arqueologista), una catalogación y una presentación museal (en vitrinas) de conjuntos de objetos de consumo (botellas, tapones, latas, envases de plástico, neveras, colchones…), cuyos restos ella va seleccionando entre los desechos que localiza tirados en el entorno natural asturiano de los ríos Narcea y Nalón. El arte objetual conecta aquí con las actuaciones de arte- naturaleza, pues Fluxá realiza también mapas de las localizaciones y dibujos procesuales de cada restauración, así como paneles fotográficos y reconstrucciones en escayola de los objetos deteriorados y erosionados, resaltando el valor formal y de diseño del repertorio de los actuales objetos de uso cotidiano. La artista considera que en los objetos de nuestra ‘cultura material’ hay agregados unos valores que constituyen y representan lo que los filósofos llaman ‘la provisión de espiritualidad objetivada por la especie humana en el curso de la historia’. Por eso Bárbara equipara nuestros objetos más comunes a los restos arqueológicos de otros tiempos, y los recarga de reflexión de cara al futuro.

Juan Zamora (Madrid, 1982). Dentro de la poética de los dibujos animados, son muchos los artistas actuales que, como Juan Zamora, trabajan en el género específico de la ‘animación pobre’, que retoma caracteres propios de las imágenes de los orígenes de la historia -ya centenaria- de dar movimiento al dibujo a través de los trucos de las máquinas del ‘teatro óptico’, y del cinematógrafo. Juan Zamora es dibujante y ‘creador sonoro’ (fundador del grupo de música experimental Eneybo), y combina ambas actividades en la animación de sus dibujos a través de vídeos DVD. Los dibujos representan pequeñas figuras antropomorfas de diseño muy elemental – como infantil- y de notoria ambigüedad sexual; son figuras generalmente aisladas y dispuestas en un espacio neutro, que aparecen aprisionadas en la pequeña pantalla, y cuyos sumarios movimientos se acompañan de rítmicos efectos sonoros de carácter gutural. El espectador siente inquietud o desconcierto ante estos personajillos que se debaten entre lo real y lo irreal, y que, a veces, prolongan sus miembros con marcada intencionalidad erótica.

MASSIMILIANO TONELLI
Artista, crítico de arte y escritor

Isabel Tallos (Madrid, 1983) es sin duda lo más fresco y poético de la performance-fotográfica; sus últimas exposiciones lo demuestran, ya son bastantes los críticos que se han fijado en ella; a mi juicio, es lo mejor que ahora hay en el panorama internacional del arte español contemporáneo.

Andoni Fernández es un artista versátil, posiblemente podríamos enmarcarlo dentro del arte visual contemporáneo. Su mordaz mirada le sitúa entre la provocación y la justa visión de las cosas, que ambas se complementan, Andoni es esa mirada que investiga nuestra psique humana y lo expone al público provocando el yo interior del propio espectador…

Pablo Ibarbia vive fuera de España y de su tierra, el País Vasco. En su arte, compone utilizando las diferentes técnicas nuevas dentro del panorama del arte contemporáneo, como: el video-arte, la informática y la poesía visual. Pablo tiene un lenguaje complejo pero lleno de signos interesantes que descubren el entramado de la vida misma…

Mikel Belacortu (Bilbao, 1982) es el más joven de todos, pero ya sabe lo que es ser ganador, actualmente ha ganado dos premios de fama nacional. Es escultor, y fiel a ello es también un dibujante de primera, de ahí esa pasión por lo inmediato, el trazo limpio y la mancha como forma. Mikel posee esa fuerza que tanto buscamos dentro de la figura humana. Todo un referente a no perder…

Juanjo Viota. Le conocí en aquel 1995, cuando aún pintaba como autodidacta sus paisajes solitarios y medio abandonados, con textura, mucha materia y colores sucios y oscuros. Luego surgió la alegría y Juanjo se volvió más colorista y menos paisajista y más Pop. Ahora está a medio camino entre la figura como mancha y el fondo como un paisaje estático; es decir, ahora Juanjo puede dar el cante de su pintura y abrir un camino nuevo dentro de la figuración abstracta…

Rakel Eizaguirre (Bilbao, 1973), joven, mujer muy guapa, inquieta, provocadora, y una fotógrafa como la copa de un pino. Su zoom es como el pincel de un pintor que quiere sorprender el instante exacto, su objetivo es como el bisturí del cirujano preciso, exacto, rápido y provocador, listo para disparar y sorprender. Sus fotografías son bofetadas, son rasguños y al mismo tiempo son caricias y besos donde el resultado es una fotografía nueva y llena de sorpresas…

Javier Herrero es un pintor que está dentro de esa ola de los Schully, Koons, MacKoy, Appel, pero sin esa visión tan kitsch o cursi del color, sino más poético y algo infantil, pero su color y su composición prometen un cambio en la forma y en esa visualidad del campo, donde todo el cuadro canta, representando una composición armoniosa llena de signos y de color que interpretan el sosiego del alma…

John Stone es inglés pero estudia, trabaja y vive en Bilbao. John tiene en sus esculturas ese mundo surrealista de la etapa inglesa, desde Epstein, Moore, Hepworth, Gabo, Davis, Dacon, y Flanagan; pero John le añade el comic, la juventud, la osadía del humor inglés, la extravagancia de utilizar materiales naturales y interpretar ese mundo escondido de los niños y sacarlo a la luz, y exhibirlo. John es un escultor que dentro de 5 años más o menos nos sorprenderá con sus esculturas casi antropomorfas donde la geometría existe por el contorno y no por la forma. Dando a la escultura también el color y el dibujo no como base sino como estructura en sí…

Comprar arte a 0,10 euros
Amaya González Reyes ha presentado en ARCO, en el stand de la galería Pilar Parra & Romero, el proyecto Yo Gasto, en los que ha recolectado todos sus gastos en un período de tiempo, desde fotocopias, comidas, artículos diversos… Los tickets de compra los hace lienzo y se venden al precio del ticket: desde 0,10 euros a 1.750 euros. Una propuesta muy conceptual que recuerda On Kawara.

Precios orientativos
Hugo Fontela. Desde 850 euros (obra gráfica intervenida por el artista) a 5.000 y 12.000 euros (pinturas)
Carlos Tárdez. De 1.000 a 3.000 euros; la mayoría, 1.800 euros
David Bestué & Marc Vives. Videos en torno a los 4.000 euros
Jordi Ribes. De 2.500 a 7.000 euros
Francesc Ruiz. En torno a los 3.000 euros
Isabel Tallos. De 1.000 y 1.600 euros
Pablo Ibarbia. Entre 550 y 1.100 euros
Mikel Belacortu. De 300 euros (grabado monotipo) a 800 euros (escultura)
Rakel Eizaguirre. Entre 2.100 euros y 2.200 euros
Fran Meana. De 300 euros a 3.000 euros
Juan Zamora. De 500 a 7.000 euros
Amaya González Reyes. De 0,10 euros a 1.750 euros
Nano 4814. De 230 euros (serigrafía) a 6.500 euros (instalación)
Isabel Blanco Prieto. A partir de 500 euros

Artistas