Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Entrevista » El paraíso cotidiano de Arne Quinze

Arne Quinze (Bélgica, 1971) es un pintor y escultor que tiene el privilegio de vivir y trabajar en Laethem-Saint-Martin, un bucólico pueblecito flamenco de unos 9.000 habitantes, cercano a la ciudad belga de Gante. Quinze creció en la campiña, pero la ciudad también formó parte de su vida, así que el contraste entre el campo y la ciudad generó en él una reflexión crítica sobre el papel de nuestras urbes. Se dio a conocer, en la década de los 80, como artista de graffiti hasta que decidió pasar de sus pinturas bidimensionales en las paredes públicas a instalaciones tridimensionales en las plazas, con el deseo de convertir las ciudades en museos al aire libre, con temas recurrentes como la interacción social, la urbanización, la diversidad y la armonía. Este año es el artista invitado de honor de BRAFA 2022, y nos descubre en esta entrevista cómo su contacto con la naturaleza ha determinado su concepción del mundo y del arte. La veterana feria belga, que nos tenía habituados a su cita de cada enero, ha hecho un cambio en su agenda, y se celebrará del 19 al 26 de junio en un nuevo espacio: Brussels Expo. [Marga Perera. Foto: Dave Bruel]

Artículo completo en la edición impresa