Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Mercado » El vuelo de Miró

A los 14 años, Joan Miró comenzó los estudios de comercio por indicaciones de su padre, que aceptó que, paralelamente, se matriculara en las clases nocturnas de dibujo en La Llotja de Barcelona «como pasatiempo». En 1917 tuvo su primera exposición individual, el mismo año en que conoció a Picasso y a Francis Picabia. Aunque su obra temprana estuvo influenciada por varios movimientos de la época, como el fauvismo, el cubismo y el dadaísmo, se hizo más conocido entre los surrealistas, cuyo primer manifiesto firmó en 1924. A lo largo de su carrera, Miró se mantuvo fiel al principio básico del surrealismo: trabajar con la intención de liberar las fuerzas creativas del inconsciente de las limitaciones de la lógica y la razón. Sin embargo, aunque André Breton, autor del manifiesto surrealista, escribiera que Miró era «probablemente el más surrealista de todos nosotros», la obra del catalán mantuvo su independencia. Miró encabeza la selecta venta de arte moderno que presenta Phillips en Nueva York el 14 de noviembre con Paysan catalan inquiet par le passage d’un vol d’oiseaux, un óleo pintado en 1952 que se licita con un precio de salida de 6,2 a 9 millones de euros.

Miró