Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Mercado » Emblemático Anglada-Camarasa a subasta

En el esplendor del modernismo, el artista español con más fama internacional fue Hermenegildo Anglada-Camarasa (Barcelona, 1871 – Port de Pollença, Mallorca, 1959). En sus inicios, el pintor catalán cultivó un sólido realismo rural muy detallista, pero tras su contacto con París desarrolló un luminoso posimpresionismo personal con fuerte impacto simbolista del que es un ejemplo Flores de París, datado hacia 1902-1903 que saca a pujas el 29 de marzo la casa de subastas Binoche et Giquello de París. Se trata de un óleo sobre lienzo (59 x 72,5 cm) firmado, cuya estimación se ha fijado entre 220.000 y 300.000 euros. Alexandre Giquello, director de la casa de subastas francesa, explica: “Es la primera vez que esta obra se ofrece en el mercado secundario pues lleva en la misma familia desde que el doctor O. Amoedo la adquiriera directamente al pintor el 30 de julio de 1907. Aunque esta pintura lleva fuera del comercio desde entonces es bien conocida por los coleccionistas pues formó parte de varias exposiciones, como la de Londres en 1930. El historiador del arte Francesc Fontbona la incluyó en el Catálogo Razonado de la obra del artista publicado en 1981.”
Anglada-Camarasa llegó a París en 1897 y estudió en la Académie Julian con los pintores galos Benjamin-Constant y Jean-Paul Laurens. En la capital francesa renovó su estilo, participando también de la intensa vida mundana del nuevo siglo. Orgulloso de este lienzo, el artista lo presentó en el Salon de la Société Nationale des Beaux-Arts en París en 1903, y también en Londres en 1905. Dos años más tarde, el doctor Amoedo lo adquirió. “Nuestra subasta del 29 de marzo será una ocasión única pues es la primera vez en que este cuadro sale al mercado desde la muerte de su creador”, asegura Giquello. Este lienzo fue pintado el mismo año en que el artista catalán se convirtió en Miembro del Salon de la Societé Nationale de París, y pocos meses antes de su participación en la VI edición de la Bienal de Venecia en calidad de “maestro”, lo que supuso la consolidación de su prestigio internacional. Además de la obra de Anglada-Camarasa, esta subasta tiene otros atractivos, como un lienzo de Renoir, Naturaleza muerta, flores, naranjas y limones, fechado en 1888 y tasado entre 400.000 a 500.000 euros, o una escena de caza pintada por Toulouse-Lautrec cuando apenas tenía 17 años (30.000 a 40.000 euros) y que ambientó en la propiedad familiar de Le Bosc.

ANGLADA CAMARASA