Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Sumario » Alberto Ammann, en torno al arte

La fama le tocó con su varita mágica y, en apenas un año, Alberto Ammann (Córdoba, Argentina, 1978) pasó del anonimato a acaparar los flashes. En 2008 ganó Caras Nuevas, una iniciativa de la agencia Kuranda para descubrir jóvenes talentos que también había servido de trampolín a estrellas en ciernes como Penélope Cruz, Jordi Mollá o Elena Anaya. Su papel en la película Celda 211 le lanzaría al estrellato en España, donde reside desde hace más de una década, además de proporcionarle el Goya al mejor actor revelación. Su belleza tampoco pasó desapercibida para la Maison Chanel quién lo reclamó para acompañar a la actriz Keira Knightley en el anuncio del perfume Coco Mademoiselle. La agenda de Ammann echa humo. Mientras espera el inicio del rodaje de la segunda temporada de Mars, una superproducción del National Geographic Channel sobre el planeta rojo, sigue encarnando al traficante Pacho Herrera en la serie Narcos de Netflix, y en breve encabezará el reparto de Apaches, la nueva ficción de Antena3. En esta entrevista, el actor reflexiona sobre sus experiencias personales con el arte rememorando un viaje inolvidable a Italia, su debilidad por Rembrandt y su particular obsesión con el Hermitage. [Retrato: Paco Navarro (detalle)]

1