Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Entrevista » Brame & Lorenceau, una gran familia

Brame & Lorenceau es una de las galerías más antiguas de París. Fue fundada en 1864 tras la fusión de las galerías de Hector Brame y Jean Lorenceau. La firma, que sigue en manos de los descendientes directos de los fundadores, continúa la tradición de sus antepasados exhibiendo obras excelentes de su colección de pintura francesa, pasteles, dibujos y escultura del siglo XX. Con sede en París, en el emblemático bulevard Malesherbes, este mes harán doblete participando en dos ferias de renombre mundial: el Salon du dessin de París y Tefaf Maastricht. François Lorenceau, uno de sus directores, nos atiende desde su despacho parisino para introducirnos en el maravilloso mundo del coleccionismo de dibujo. [Ofrecemos un extracto de la entrevista]

Su galería se fundó hace casi un siglo y medio, ¿cuál es el secreto de secreto de su éxito duradero a pesar de las modas?
Las galerías se fundaron en 1864 simultáneamente por Hector Brame y Jean Lorenceau. Por desgracia, no hay ningún secreto especial que explique nuestro éxito persistente. En todo caso la clave estaría en la voluntad y la capacidad de la generación anterior de marchantes de transmitir a la generación siguiente su ojo y su gusto por la calidad y la excelencia. Es un proceso largo y delicado.

La galería se labró su reputación con el arte del siglo XIX, pero ahora también trabaja con maestros del XX. ¿Es el perfil de los coleccionistas distinto? ¿Tiene el coleccionista de dibujo un perfil diferenciado?
Tiene razón cuando dice que el perfil de los coleccionistas es diferente, ahora vemos muchas más personas jóvenes o de mediana edad que antes, pero todos ellos comparten una idea de modernidad. El concepto de moderno evoluciona con el tiempo al igual que el perfil de nuestros coleccionistas de dibujo. El viejo concepto de acumular de dibujos de un mismo periodo hoy en día parece anticuado y polvoriento. Hoy los coleccionistas están más interesados en mejorar la calidad de sus posesiones vendiendo algunas de sus obras para poder financiar la adquisición de piezas mejores.

Brame & Lorenceau