Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Slider home » Eduardo Costantini, el soñador americano

Quinto de trece hermanos, Eduardo Costantini (Buenos Aires, 1946) creció en las calles de San Isidro, en la provincia de Buenos Aires, y se ganó sus primeras pagas vendiendo fruta al heladero y arreglando bicicletas. Pasada la rebeldía adolescente, se volvió un alumno aplicado y trabajador y con los primeros pesos ganados vendiendo bufandas a las boutiques se compró su primer coche, un Citroën 2CV, y con los primeros ahorros se pagó un máster en Londres. Aunque no pudo ingresar en la London School of Economics, ahora ésta le invita a dictar conferencias para hablar de sus hazañas como empresario. El influyente coleccionista nos concede una entrevista en profundidad en la que recuerda cómo entró el arte en su vida y admite que nunca pudo imaginar que acabaría reuniendo una colección de renombre mundial. En 2001, donó más de doscientas obras para fundar el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba). Su colección particular –paralela a los fondos del Malba-, está compuesta por quinientas piezas y ofrece una panorámica del arte latinoamericano desde las primeras vanguardias hasta la actualidad. [Foto: Fernando Gutiérrez]

Costantini