Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Entrevista » Solita Mishaan, utopía y esperanza

En su Caracas natal, Solita Mishaan creció en una familia en la que el amor por el arte se inculcaba desde la infancia. Sus padres, Sadie y Simy Cohen, atesoraban una espléndida colección con obras significativas de artistas como Chagall, Renoir, Picasso, Fernando Botero o Manolo Valdés. Aunque estudió Literatura y Derecho y posee un máster en Ciencias Políticas, la vida le ha llevado por derroteros más creativos. Con su esposo, el empresario colombiano Steven Mishaan, comparte una pasión por el arte contemporáneo que le ha hecho conformar desde 1985, con rigor y visión, una de las colecciones de arte contemporáneo latinoamericano más elogiadas. Su primera adquisición, que revela su buen ‘ojo’, fue un cuadro –La Cruz del Sur– de Guillermo Kuitca, un artista relativamente conocido por entonces, que hoy es una de las estrellas más rutilantes del arte latinoamericano. En la actualidad, Mishaan es Presidenta de la Fundación Misol para las Artes, con sede en Bogotá, además de ser miembro de comités internacionales de reputadas instituciones como la Tate Gallery de Londres y el MoMA de Nueva York. Solita Mishaan ha conversado con Tendencias del Mercado del Arte en su número de marzo. [En imagen: Foto: Solita Mishaan © Pablo García].

Solita Mishaan