Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Entrevista » Yan Pei Ming: “Quiero crear un universo singular y oscuro”

Fue el primer artista chino en exponer en el Louvre y hoy es uno de los más agudos cronistas de nuestro tiempo. Formado académicamente en China pero establecido en Francia desde que era veinteañero, Yan Pei Ming (Shanghai, 1960) se define como un artista con raíces pero sobre todo con alas. Consiguió reconocimiento internacional con sus retratos (autorretratos y retratos de Mao) realizados con una sobria paleta de colores (blanco, negro y rojo) que impactaron por su sugerente equilibrio entre figuración y abstracción.

Fascinado por Goya («siempre he estado obsesionado con Los fusilamientos del Tres de Mayo») y por la omnipresencia de la muerte, sus obras hablan de temas universales pues, como dice un antiguo proverbio chino : ‘todos los cuervos son negros bajo el sol. Representado por la poderosa galería David Zwirner, Yan Pei Ming ha visitado Barcelona como presidente del jurado del Premio Canson que celebró en la Fundació Miró de la Ciudad Condal su IV edición.

Yan Pei Ming
Yan Pei Ming. Foto: Marie Clérin ©Yan Pei-Ming, ADAGP, Paris, 2014

¿Cómo recuerda sus primeras experiencias en el mundo del arte?
Una vivencia memorable fue mi primera colectiva en París en 1988. Aquella muestra, titulada Ateliers 88 se celebró en el ARC-Musée d’art moderne de la Ville de Paris. Era la primera vez que mi trabajo se exponía con el de otros artistas de mi generación. Gracias a aquella oportunidad mi obra pudo llegar a un público más amplio.

¿Cómo era su vida artística en China?
Muy tranquila. Allí aprendí las bases académicas del arte.

Usted emigró a Francia con 20 años, y estudió Arte en Dijon. ¿Que efecto tuvo el cambio de aires en su aprendizaje y en su carrera?
Mi vida cambió. Cuando llegué a Francia, descubrí la libertad de pensar, de expresarme y de actuar. Y todo eso me permitió crear y desarrollar mi propio universo artístico.

La muerte es una preocupación constante en su producción, e incluso ha llegado a pintar su propio autorretrato muerto. ¿Por qué este interés en la muerte?
La muerte es una fuente de inspiración para disciplinas tan distintas como la filosofía, la religión, el arte o la literatura. Es una cuestión universal porque nadie puede evitarla. Es un tema eterno que nos rodea, una presencia constante para cada ser humano. La muerte es inevitable. Pero también habla de mi lucha y mi compromiso con la pintura: el lienzo que está frente a mí cuando pinto.

Uno de los géneros que más ha cultivado es el retrato. Ha pintado a su padre expresando distintas emociones y actitudes. ¿Qué significado tiene la figura paterna para usted?
A través de la representación de mi padre, hablo sobre la figura paterna en general. No he querido hablar sobre mí y mi padre en concreto. Tan solo he buscado plasmar todos los sentimientos que puede experimentar un hijo por su padre.

Ha retratado a celebridades, desde actores a políticos ¿qué rasgos le atraen? ¿Cómo escoge a la gente que quiere retratar?
He retratado a mucha gente famosa de distintos ámbitos. A veces acepto encargos pero suele ser de forma esporádica. Lo que me atrae de una persona son sus actitudes, sus miedos y sus vidas que, a menudo, son trágicas.

¿Posan estas personas para usted?
A veces sí, pero otras veces es imposible porque no puedo despertar a personas que ya están muertas. [dice sonriendo]

También ha hecho retratos de asesinos. ¿Hay una influencia de Warhol y de su serie The Most Wanted Man de los años 60?
¡Los asesinos ya existían antes de Warhol!.

El dólar es un icono recurrente en sus pinturas. ¿Qué es el dinero para usted? Cuando pinta el dólar con calaveras, ¿qué nexo pretende establecer entre el dinero y la muerte?
Hoy el mundo se mueve únicamente por el dinero. Allá donde vayas el dólar se ha convertido en una especie de símbolo ideal de felicidad. Sin dinero, no eres nada. Ésta es la tragedia de nuestra sociedad. Creo que el dinero debe ser el medio y no un fin en sí mismo. Cuando nos vayamos a la tumba no podremos llevarnos nuestro dinero. ¡La vida es más importante que los dólares !.

Ha retratado a estrellas del cine. ¿Cómo definiría su ideal de belleza?
No tengo una definición de la belleza. Cada actor o actriz tiene su manera única de actuar, de interpretar un personaje o de moverse en el espacio.

¿Por qué pinta en blanco y negro?
Me gustan muchísimo las películas y las fotografías en blanco y negro. La ausencia de colores pretende evitar la aproximación a los maestros antiguos que utilizaban colores. Busco crear un universo singular y oscuro. La noche y sus colores son también para mí un refugio en el que el silencio alivia mis angustias.

¿Qué influencia tiene la cultura china en su obra? ¿Cómo coexiste con la cultura occidental?
No quiero encerrarme dentro de una cultura o una influencia. No estoy atado a un país. Mis fuentes de inspiración son un híbrido. Me considero un artista muy simple que vive en un mundo globalizado.

J. Kunitz