Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Mercado » El espíritu de la rosa

“Nunca he odiado tanto a un hombre como para devolverle sus diamantes” admitió la explosiva actriz Zsa Zsa Gabor. La intemporal fascinación que ejerce la gema más dura y perfecta está a punto de escribir otro brillante capítulo. Con sus más de 14,83 quilates, el diamante rosa más grande del mundo, está llamado a revolucionar el mercado en su salida a pujas el 11 de noviembre en Sotheby’s Ginebra con un precio de 16,4 a 33 millones de euros. La tradición manda que los diamantes excepcionales reciban nombres románticos, como el Luna azul de Josefina o el Kohinur (Montaña de luz), y este rarísimo diamante continúa la tradición. Su apodo, El espíritu de la rosa, es un guiño al popular ballet ruso El espectro de la rosa. Tallado en el mayor cristal rosa jamás extraído en Rusia (concretamente de una mina en Sakha, al noreste del país), el diamante en bruto fue llamado Nijinsky en honor al legendario bailarín y coreógrafo Vaslav Nijinsky que alcanzó la fama gracias a su inolvidable actuación en Le Spectre de la Rose puesto en escena por los Ballets Rusos de Diaghilev. “La aparición en la naturaleza de diamantes rosas de cualquier tamaño es extremadamente infrecuente. Sólo el 1% superan los 10 quilates y apenas el 4% de ellos reciben la calificación de ‘Fancy Vivid’ por su color rico e intenso”, explicó Gary Schuler, presidente mundial del departamento de joyas de Sotheby’s. La revalorización de los diamantes rosas es mucho más rápida que los de cualquier otro color, según la Fancy Color Research Foundation, que constató que sus precios crecieron un 116% entre 2010 y 2019.

diamante