Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Exposición » Gauguin, los diarios de un salvaje

La National Gallery de Londres acoge la primera exposición centrada en los retratos de Paul Gauguin. Se exhiben un centenar de obras, entre pinturas, esculturas, grabados y dibujos, muchas de las cuales rara vez se han visto juntas. Según Gabriele Finaldi, director de la institución: “Lejos de ser un retratista convencional, Gauguin poseía una visión radical que le condujo a la creación de obras impactantes, conmovedoras y, en ocasiones, perturbadoras. Esta muestra explora la manera en que proyectó su propia personalidad en sus autorretratos y en las imágenes de amigos, amantes y colegas». El padre de Gauguin, periodista francés crítico con el régimen, estaba preocupado por las consecuencias del regreso al poder de Napoleón III, y en 1848 decidió trasladar a su familia a Lima (el abuelo materno de Gauguin era un aristócrata peruano). El progenitor murió durante la travesía y la madre continuó sola el pasaje al país suramericano, donde se acogieron a la protección de su tío. La infancia de Gauguin en el país andino marcaría su carácter de adulto pues persiguió siempre una existencia «indómita» describiéndose a sí mismo como un hombre «medio civilizado, medio salvaje». [Autorretrato con Cristo amarillo © RMN-Grand Palais (Musée d’Orsay) / René-Gabriel Ojéda]

Gauguin