Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Sumario » Georges de La Tour: el olvido y la gloria

Ahora que se cumple un siglo de su recuperación gracias a la publicación de un artículo del historiador Hermann Voss en la revista alemana Archiv für Kunstgeschichte, el Museo del Prado reúne treinta y una de las cuarenta obras conservadas de George de la Tour (Vic-sur-Seille, Lorena, 1593-Lunéville, Lorena, 1652) en una ambiciosa exposición antológica. Antes de su “descubrimiento” en 1915, sus obras conocidas eran atribuidas a pintores nórdicos (sobre todo sus célebres nocturnos) y a pintores españoles, principalmente Zurbarán, Ribera o Velázquez. El San Jerónimo leyendo una carta del Prado, por ejemplo, porta en el reverso la inscripción: “Zurbaran”, a quien sin duda fue atribuido y que constituye la probable causa de que recalara en una colección española. Esta exposición, organizada en colaboración con la Fundación AXA, realiza un recorrido cronológico por la trayectoria profesional de La Tour que está directamente relacionada con los acontecimientos históricos de su tiempo. [La Buenaventura, Nueva York, The Metropolitan Museum of Art, Nueva York].

GEORGES DE LA TOUR