Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Exposición » Iconos del arte moderno

Entre 1880 y 1914, los hermanos Mijaíl e Ivan Morozov, hombres de negocios moscovitas, constituyeron una extraordinaria colección de arte moderno siguiendo las recomendaciones de los principales marchantes de la época: Paul Durand-Ruel, Ambroise Vollard, Georges Bernheim, Eugène Druet y Daniel-Henry Kahnweiler. Sus fondos incluían más de 250 pinturas y esculturas de Paul Cézanne, Paul Gauguin, Vincent Van Gogh, Pierre-Auguste Renoir, Claude Monet, Henri Matisse, Albert Marquet, André Derain y Pablo Picasso, así como obras monumentales decorativas de Pierre Bonnard y Maurice Denis, y bronces de Auguste Rodin, Camille Claudel y Aristide Maillol. También se afanaron en coleccionar arte contemporáneo ruso, del que llegaron a atesorar más de 400 piezas. Tras la Revolución Rusa un decreto de Lenin nacionalizó esta colección que se repartió, después de la Segunda Guerra Mundial, entre el Hermitage de San Petersburgo, el Museo Pushkin y la Galería Tretiakov de Moscú. Ahora, gracias a una colaboración con estas pinacotecas, la Fondation Louis Vuitton presenta en su sede de París La Colección Morozov. Iconos de Arte Moderno una muestra imprescindible argumentada con más de 200 obras maestras de esta legendaria colección nunca antes salidas de Rusia. [Paul Gauguin, Mujer sosteniendo una fruta, Tahití, 1893. Museo Estatal Hermitage, San Petersburgo]