Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Entrevista » Jean Marie Rossi: «Las antigüedades tienen más futuro que la Bolsa»

Jean Marie Rossi es anticuario desde hace más de cincuenta años. Todo comenzó cuando con veinticinco años, se asocia a Maurice Aveline, anticuario mucho mayor que él, en una galería ubicada en la esquina entre la Rue du Cirque y Fabourg Saint Honoré, centro neurálgico de las tiendas de lujo de París. Rossi había sido antes militar e incluso había estudiado 4 años de derecho, pero el destino le había escogido para formar parte del Olimpo de los anticuarios de París. Su talento y sensibilidad hizo el resto. La Galería Aveline se trasladó en 1999 a la Place Beauvau, a un maravilloso palacete parisino de 600 metros cuadrados divididos en dos plantas. Es aquí entre muebles y objetos procedentes de palacios y mansiones de la realeza y la alta aristocracia, donde Jean Marie Rossi y su hija Marella Rossi dan la bienvenida a sus exquisitos clientes, y donde contestó amablemente a las preguntas de Tendencias del Mercado del Arte. Lorena Mingorance 

¿Es diferente el mercado de antigüedades de 1956, cuando usted empezó, al de ahora? Si, ahora el mercado es más “brillante”, más universal. Han surgido coleccionistas de todas las partes del mundo: japoneses, hindúes, rusos, chinos, etc. que vienen a París a buscar todo tipo de obras de arte.

¿Han cambiado los gustos de los coleccionistas? No, todo el mundo sigue teniendo predilección por piezas del siglo XVII, XVIII y XIX. Es verdad que en el mercado hay subidas y bajadas, pero lo que no cambia es el gusto por las obras de calidad. Hay objetos que no importa de que siglo sean, porque su calidad siempre se va a valorar. La calidad es muy importante.

¿El auge del mercado del arte contemporáneo puede poner en peligro al anticuario? No, al contrario, es una ayuda para las antigüedades, porque combina muy bien con ellas. Yo siempre he unido ambas cosas, llevo coleccionando obras contemporáneas desde que tenía 25 años. El arte contemporáneo no es un peligro, es otro estilo que complementa el mercado del arte.

¿Hay “crisis” en el mercado anticuario francés? Existe crisis en la compra no en la venta, porque hay poco que comprar, es ya muy difícil encontrar buenas piezas de calidad.

¿Cómo ha ido la Feria del Coleccionista de París? La situación ha sido de calma, Aveline no ha participado. Septiembre es un mes complicado, por su significación religiosa para muchas culturas como Yom Kippur o Ramadán, que no propicia la venta.

¿Ha surgido un nuevo tipo de coleccionista? Si, se esta formando un nuevo comprador de unos cuarenta años. Este nuevo coleccionista nunca viene solo, está siempre acompañado por personas que saben elegir por ellos: asesores, decoradores… Solo algunos clientes españoles han venido solos y han sabido elegir muy bien porque tenían un magnifico gusto. Los españoles han sido grandes clientes.

¿De donde proceden los actuales compradores de antigüedades de Aveline? Hoy en día la mayoría de ellos no son franceses, son extranjeros. Los que más compran son japoneses, hindúes afincados en Europa, rusos, chinos y americanos.

¿Cómo debería ser un buen anticuario? Como yo, [entre risas]

¿Qué es lo que nunca debe hacer un anticuario? Equivocarse, el anticuario no puede equivocarse cuando compra una pieza. Tiene que estar seguro de lo que compra.

¿Cuáles son los aspectos mas importantes que debe tener en cuenta un anticuario? Authenticité, provenance, qualité et rareté (la autenticidad, procedencia, calidad y rareza del objeto).

¿Cuál es el perfil del comprador de Aveline? Es una persona que quiere decorar su casa, que busca desde alfombras, muebles, porcelanas, no tiene un gusto determinado por algo. Demanda calidad.

¿Cómo se regula en Francia la entrada y calidad de obras de arte? A partir de los 50.000 euros se tiene que entregar un pasaporte de cada pieza al Museo del Louvre; después ellos la estudian y deciden si puede salir del país o no, en el caso de que sea exportable proporcionan una licencia para poder venderla fuera de Francia. En el caso de que no la concedan, la pieza tiene que quedarse en el país, por lo que debe ser adquirida por una persona que viva en Francia, aunque sea de otra nacionalidad, lo que importa es que resida aquí.

¿Perjudican a los anticuarios las casas de subastas? No, al contrario, son un complemento para el anticuario. Hay que tener siempre muy buena relación y estar cerca de las casas de subastas, por ejemplo, Aveline está al lado de Sotheby’s y Christie’s, están a pocos metros de la tienda, para mi es muy importante estar en contacto con ellos y tener una relación agradable. No podemos competir con ellos, son mucho más grandes y más fuertes que el anticuario.

Marella, su hija, forma parte de la nueva generación de anticuarios ¿están mas preparados?, ¿lo tienen mas difícil? Si, es muy difícil para ellos comenzar una carrera profesional como anticuarios, de hecho, la mayoría de ellos son los hijos de anticuarios consagrados que continúan la labor de sus progenitores.

Comprar buenas antigüedades ¿es una inversión para el futuro? Por supuesto, para mi es mejor comprar un buen mueble que invertir en la Bolsa, el mercado de valores fluctúa demasiado y se pierde a menudo; pero las buenas piezas siempre se revalorizan. Pensar que sólo se puede invertir en casas o en acciones, es tener una mentalidad muy cerrada y anacrónica. Mis mejores clientes españoles eran banqueros y han hecho muy buenas inversiones comprando antigüedades, y ganando más dinero que en la Bolsa.

¿Qué pieza es la mas barata de Aveline? El catalogo, porque es gratis. No quiero ser indiscreto.

¿Hay alguna pieza que para usted sea mas especial que las otras? No, no tengo ninguna en especial, unas se venden y otras se compran, las piezas van y vienen.

¿Qué tipo de piezas son las favoritas de los franceses? Actualmente ya no hay distinción entre las distintas nacionalidades, los gustos son más universales, hay americanos con un gusto muy francés y franceses con gustos muy distintos, no se puede generalizar. La gente viene a Aveline no solo a comprar una pieza, sino que quieren amueblar su casa, buscan desde tapices a sofás, mesas, lámparas, etc… Por tanto el gusto es muy variado, dentro siempre de una predilección por lo antiguo y clásico.

¿Cómo ve el futuro de las antigüedades? No puedo saberlo, no soy adivino.

Una vez dijo que España es el Japón de Europa, ¿a que se refería? Sí, creo que España se parece a Japón, en cuanto que ha sido un país muy dinámico, que rápidamente se ha modernizado, la sucesión de Franco fue fantástica.

¿Donde compra hoy en día, el anticuario francés? En Francia hay muy poco. Hay que comprar en las salas de subastas, Christie’s tiene más de 12.000 empleados, no se puede competir con ellos.

¿Qué opina de las piezas de arqueología?, ¿le parecen una buena compra, una inversión para el futuro? La arqueología está también muy difícil porque está muy protegida. Hay que comprar en galerías o salas de subastas. En las subastas hay muchas piezas, pero hay que tener cuidado con las falsificaciones, hay que asesorarse por expertos en la materia.

Jean Marie Rossi OK