Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Mercado » La condesita de Sorolla

Como retratista, Joaquín Sorolla disfrutó de encargos regulares desde el principio de su carrera, lo que le confirió cierta seguridad financiera que le permitió explorar otros géneros pictóricos con menos presiones comerciales. En 1908, para promocionar su exposición en las Grafton Galleries de Londres se le publicitó como “el mejor pintor vivo del mundo”. El catálogo de aquella muestra incluía la siguiente nota: “El Sr. Sorolla estará encantado de aceptar encargos para nuevos retratos”. Este lienzo fue un encargo personal del conde de Villagonzalo, ilustre coleccionista y amigo cercano del artista valenciano, que le dio instrucciones precisas sobre cómo deseaba que fuera inmortalizada su hija, indicando que, detrás de ella, debía pintarse un paisaje al estilo de los grandes retratos ingleses. Este elegante lienzo es uno de los lotes principales del catálogo de la venta de Pintura Europa que organiza Bonhams el 26 de septiembre en Londres. Su estimación previa se ha fijado entre 200.000 y 280.000 euros.

sorolla