Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Mercado » La diosa que vino del Tíbet

Una elegante figura en bronce dorado de Syamatara, originaria del Tíbet y datada en el siglo XVI, busca comprador los días 5 y 6 de diciembre en la sede de Salzburgo de la casa Nagel, con un precio de 60.000 a 100.000 euros. Esta pieza data de comienzos del periodo Ming, y es un ejemplo de la escultura tibetana primitiva inspirada en los bronces de Pala, oriundos del noreste de la India. Estas estatuas fueron creadas en una época de prolífico intercambio cultural entre las universidades monásticas del noreste de la India y el Tíbet. Sentada adoptando la pose real lalitasana con ambas manos sosteniendo un tallo de loto, la deidad viste un sari y joyas engastadas con cuentas de color turquesa. Su rostro muestra una expresión serena con ojos entornados, su cabello va peinado en un moño bajo reforzado por una diadema.

Syamatara