Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Noticias » «Sólo un hombre que pinta»

“No soy un artista sólo un hombre que pinta” aseguraba L.S. Lowry, una de las figuras más originales del arte británico del siglo XX a quien llamaron “el pintor de la clase trabajadora” por sus escenas ambientadas en fábricas y barrios obreros. Dirigida por Adrian Noble, La Sra. Lowry e Hijo, que se estrena en cines el 12 de febrero, retrata la complicada relación que mantuvo el pintor, al que da vida Timothy Spall, con su madre, encarnada por la veterana actriz Vanessa Redgrave, una pianista frustrada que siempre desalentó las ambiciones artísticas de su único hijo. Lowry, que se ganaba la vida como cobrador de alquileres, acudía a clases nocturnas de arte (con el maestro francés Adolphe Valette) y pintaba hasta bien entrada la madrugada. “¡Soy un pintor dominguero que pinta cada día de la semana!” respondía a sus críticos. El artista falleció en 1976 a los 88 años y aunque su carrera había despegado en la madurez, nunca logró superar la sensación de rechazo que sintió en sus comienzos.

Lowry