Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Exposición » La suntuosa abundancia de Fernando Botero

“El arte debería ser un oasis en el que refugiarse de la dureza de la vida” sostiene el artista Fernando Botero (Medellín, 1932) cuyas voluptuosas creaciones le han convertido en uno de los artistas más admirados de Latinoamérica. Sus obras se han expuesto en algunos de los lugares más emblemáticos del planeta, desde Park Avenue en Nueva York, los Campos Elíseos de París o la Piazza della Signoria de Florencia. Su mirada se recrea, como escribió Vargas Llosa, “en la quieta y suntuosa abundancia”.  “Si de algo estoy feliz es, primero, de haber vivido siempre de la pintura, incluso muy pobremente en mis primeras épocas, en Nueva York, cuando vendía dibujos a 10 dólares. Y, sobre todo, de haber encontrado un estilo propio –ha confesado- Una visión del mundo que no existía y que soy yo, porque yo lo hago.” Coincidiendo con su actual retrospectiva en CentroCentro (Madrid) repasamos la vida y carrera de uno de los artistas más originales y reconocidos de nuestro tiempo. [Naranjas, 2008]

Fernando-Botero_Naranjas,-2008_oleo-sobre-lienzo