Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Entrevista » Las ferias del arte

Portada Enero 2015

El mes de febrero en España se ha convertido, en las tres últimas décadas, en paradigma de las ferias de arte que consiguieron interesar a un público significativo entre el que destacaba un coleccionismo de nuevo cuño que se nutría de museos –en el periodo democrático proliferaron la creación de nuevas pinacotecas ubicadas en otras ciudades que no fuesen Madrid y Barcelona-  y profesionales de diverso pelaje que encontraron en el mercado artístico una manera de cultivar su sensibilidad y también de obtener plusvalías con sus adquisiciones de obras que desde la década de los ochenta del pasado siglo fueron incrementándose y no solo en las piezas maestras de la antigüedad y de las vanguardias históricas, llegándose incluso a la revalorización de un 500% durante un año de algunos nombres del denominado arte emergente.

En los años ochenta de la pasada centuria, no solamente el arte sino el cine, el teatro y la música también inauguraron nuevas sensibilidades que acercaban al público a las nuevas manifestaciones culturales que tuvieron en la Movida Madrileña –con la cinematografía almodovariana como proa fundamental- el ámbito más valorado que llevó a que influyentes publicaciones de Europa y Estados Unidos dedicasen portadas y grandes reportajes a un fenómeno de novísima impronta que posteriormente tuvo epígonos en otras latitudes. Por una vez España comenzaba a sonar en el extranjero al margen de las bondades de nuestra climatología y del referente luctuoso de nuestra contienda civil de 1936.

Por lo que respecta al mundo del arte en esa etapa algunos hablaban de la muerte de la pintura (una de las voces que se levantó contra esa aseveración fue Antonio Saura) y aunque ese obituario se demostrase falso, lo cierto es que en los certámenes que se celebraban en nuestra piel de toro comenzaron a imponerse los parámetros del arte conceptual, las instalaciones y la fotografía que vio como algunas galerías nuevas le dedicaban con carácter exclusivo sus espacios, como si olvidasen a los creadores fotográficos sobresalientes que crearon en paralelo con los demás miembros de las vanguardias históricas en las primeras décadas del siglo XX.

Coincidiendo con el octavo aniversario de Tendencias del Mercado del Arte y con el cuarto cumpleaños del anuario Coleccionar Arte Contemporáneo, nuestras dos publicaciones participarán en las dos citas indispensables de este mes: la feria de arte contemporáneo más influyente de nuestro país, ARCOmadrid, que celebra su 34ª edición potenciando sus vínculos con Latinoamérica, y Art Madrid, que festeja su décimo aniversario.