Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Archivo » Lauren Bacall: La intimidad del mito

Jon King, vicepresidente de Bonhams Nueva York, tuvo el privilegio de frecuentar durante años a la gran actriz Lauren Bacall quien, en su apartamento en el famoso edificio Dakota, atesoraba una singular colección de arte que sale a pujas los días 31 de marzo y 1 de abril en Nueva York. En nuestro número de marzo, Jon King evoca sus mejores recuerdos de la estrella. “Miss Bacall atesoraba una extraordinaria variedad de obras de arte y antigüedades, y en nuestra subasta ofreceremos 750 objetos de su colección. La suya no era una colección que pudiera asociarse a una estrella de cine clásico, pero es que cuando la formó había dejado de ser una estrella de cine clásico. Conocí a Lauren Bacall por primera vez hace cinco años. Su hija, Leslie Bogart, se puso en contacto con la oficina de Bonhams en Los Angeles, manifestando el deseo de su madre de sacar a pujas algunos artículos, y preguntando si había alguien en concreto en Nueva York a quien pudiera dirigirse. Le dieron mi nombre. Lo que vino después se convertiría en una maravillosa rutina en los años venideros. Nuestras visitas tenían lugar cada pocas semanas. Yo solía llegar y sentarme en la biblioteca, donde a los pocos minutos la señora Bacall (y Sophie, su perrita de raza papillon) se unían a mí. Charlábamos un rato, repasando los asuntos del día, y a continuación emprendíamos nuestro paseo por su gran apartamento, examinando algunos objetos que podía interesarle sacar a pujas. El afecto que sentía por sus colecciones era evidente. Me di cuenta de ello mientras recorríamos la casa y se detenía para acariciar determinados muebles o esculturas. Cuando le pregunté la razón me dijo que no podía evitarlo –se sentía atraída por la naturaleza táctil de las artes decorativas y la escultura. Solíamos discutir sobre la estética, la forma, la función y la fuerza creativa que había detrás de una obra de arte. Lauren Bacall coleccionaba obras de arte, muebles y artes decorativas que, sobre todo, le hablaran directamente a ella, y en sus propias palabras, piezas que poseían “carácter y honestidad”. [Imagen, vista de una de las habitaciones de la residencia de Bacall]

Colección Lauren Bacall