Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Exposición » Luca Giordano, la bravura napolitana

El Petit Palais de París presenta por primera vez en Francia una retrospectiva del pintor napolitano Luca Giordano (1634-1705), uno de los artistas más brillantes del siglo XVII europeo. Esta exposición destaca su virtuosismo a través de unas 90 obras, entre pinturas y dibujos. Comisariada por Christophe Leribault, director del Petit Palais, Sylvain Bellenger, director del Museo Capodimonte, Stefano Causa, Profesor de la Universidad de Nápoles y Patrizia Piscitello, Jefa de exposiciones del Museo Capodimonte, el resultado es una muestra exquisita. Formado en el entorno de José de Ribera, Giordano asimiló magistralmente su genio tenebrista. También fue adiestrado por su padre, Antonio, igualmente pintor, aunque no se tienen noticias de él. Maduró un estilo claro, brillante y dinámico, que se adaptaba bien a grandes composiciones decorativas o religiosas y era tan rápido, que le pudieron el apodo de “Luca fa presto». Marga Perera. Foto: Ariadna abandonada, 1675-1680, Verona, Museo di Castelvecchio, Archivo fotográfico (Foto Umberto Tomba, Verona)

 giordano-arianna-abbandonata