Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Archivo » Luces y sombras en el mercado del arte español

Clare Picture 1.jpg

La Fundación Arte y Mecenazgo –impulsada por “la Caixa” y presidida por Leopoldo Rodés- ha promovido la elaboración de un informe sobre el mercado del arte español coordinado por la directora de la consultora Arts Economics, la economista irlandesa Clare McAndrew. El estudio, que arroja luz sobre un sector tradicionalmente opaco, ofrece datos reveladores como que el mercado español del arte registró en 2011 unas ventas totales de unos 300 millones de euros.
Con una cuota de mercado cercana al 2%, España constituye el sexto mercado de arte más importante de la Unión Europea, emplea a más de 11.000 personas y, en 2011, devengó al Estado, al menos 128 millones de euros en concepto de impuestos.
La doctora McAndrew ha confirmado que el crecimiento del sector en España, que en los últimos diez años había sido del 87%, se ha estancado en los últimos tiempos mientras que el mercado mundial prosigue su recuperación. De todo esto y de sus recomendaciones para estimular el coleccionismo en nuestro país, hemos hablado con la economista especializada en cultura y analista de inversión.

¿Cuáles han sido las conclusiones más sorprendentes de su informe?
Una de las sorpresas más grandes ha sido confirmar la “fuga” de las obras más cotizadas fuera de España. Nuestra investigación ha demostrado que tanto en las subastas como en las galerías, la mayoría de las ventas de las obras más caras de los artistas españoles más conocidos se efectúan fundamentalmente en el extranjero. En 2011, por ejemplo, el 26 % de las ventas en las subastas fue de obras de artistas españoles que se vendieron en España, pero estos trabajos representaban sólo el 3 % del valor total de las obras subastadas. En otras palabras, el 97 % de las obras más cotizadas de artistas españoles se vendió fuera. Esto incluye por supuesto los picassos millonarios, los dalís y los mirós que venden Christie’s y Sotheby’s, pero también coincide con lo que los galeristas nos dijeron, que los coleccionistas españoles compran habitualmente las obras más caras en el extranjero.
Es una percepción, y una realidad, que España es un mercado para obras de arte de valor modesto, y lamentablemente mientras que la parte superior del mercado se recuperó bien durante 2010 y 2011, los mercados medio y bajo siguen enfrentándose globalmente a una demanda mucho más retraída.

¿Cómo estimularía la cultura del coleccionismo en España?
Hay algunos aspectos esenciales: mejores impuestos e incentivos fiscales para animar a coleccionar (existen algunos pero están centrados sobre todo en obras antiguas o del patrimonio histórico, que muy pocas personas coleccionan en España); mayor apoyo de los medios de comunicación a la escena artística española (incluyendo exposiciones pequeñas y artistas menos conocidos), así como educar en el arte y el coleccionismo. Con respecto a este último punto, pienso que sería bueno promover un mayor reconocimiento del valor del arte como inversión.
No considerar el arte un activo ha contribuido posiblemente a que la recuperación en 2009 en España haya sido más pobre. Mientras que en el resto del mundo la gente orientaba su dinero completamente al arte, alejándose de las propiedades inmobiliarias y la Bolsa, aquí no era así. Ser consciente del valor del arte como activo no disminu- ye la pasión y el amor por el arte. ¡Pueden coexistir felizmente!. También pienso que el derecho de participación en la reventa de los artistas [droit de suite] puede agriar la relación entre artistas y coleccionistas.

¿Cómo le afectó a la hora de conseguir datos la tradicional opacidad del sector?
El mercado de las subastas en España es más opaco que el de otros países. Algunas casas de subastas no publican sus resultados en Internet y por eso tuve que trabajar estrechamente con la consultora Artnet para resolver este inconveniente.
El sector de las galerías siempre es el más difícil, en España y en todo el mundo. Hablamos con 600 galerías y conseguimos un porcentaje de respuestas cercano al 25%.
También nos reunimos con un montón de coleccionistas, marchantes y subastadores de Madrid y Barcelona. Muchas de las personas con las que hablé fueron muy abiertas, y estaban extremadamente preparadas, tal vez incluso más de lo que he percibido en otros países en los que he investigado. Creo que los profesionales del sector eran conscientes de lo importante que era que un informe proporcionara estadísticas de referencia sobre el mercado del arte en España.

¿Qué importancia tienen los artistas españoles en el mercado global?
Los artistas españoles tienen una presencia pequeña pero muy significativa. En el mercado de las subastas por ejemplo, la venta de obras de artistas españoles suponen el 4% del valor de todas las ventas globales de bellas artes en 2011 y el 2% de los lotes vendidos. En España el 63% del valor del mercado de las subastas de bellas artes corresponde a ventas de obras de artistas españoles, que también representan el 64% del volumen de transacciones en subasta.

¿Qué sectores son los más dinámicos del mercado español?
Definitivamente el mercado contemporáneo; existe una escena vibrante y dinámica de coleccionistas, marchantes y artistas.

¿Qué incentivos fiscales ayudarían a reforzar nuestro mercado?
Estamos trabajando actualmente con profesionales del negocio del arte y otros expertos, pero, como le decía antes, dado que el arte contemporáneo es el sector más importante del mercado es crucial que haya incentivos que puedan estimular a los coleccionistas.

Las ventas cayeron en 2011 pero ¿cuál es su previsión para el 2013?
Me piden a menudo que haga predicciones, pero es algo muy difícil, incluso a corto plazo. Todo lo que puedo decir es que el mercado probablemente seguirá siendo volátil y difícil, y dentro del comercio, probablemente les vaya mejor a quienes combinen compradores y vendedores locales con internacionales. A pesar de algunos problemas estructurales y legislativos, el mercado español es muy dinámico, está en evolución, y posee una escena de galerías locales muy vibrante, especialmente en el arte contemporáneo.
El actual comercio del arte tiene un enfoque cada vez más internacional, y ferias como ARCOmadrid han creado una fuerte interacción entre las galerías y los coleccionistas nacionales e internacionales promoviendo el arte español entre las nuevas audiencias globales. Un mercado más global trae muchas oportunidades, pero también propicia mayor competencia. Pienso que los profesionales que estén abiertos a esto sobrevivirán mejor.

Decálogo del mercado español

1. España es el sexto mercado europeo y noveno del mundo

2. En 2011 se realizaron ventas por valor de 300 millones de euros

3. En 2011 se registró un déficit comercial en materia de arte

4. Las casas de subastas facturaron casi 87 millones de euros en 2011

5. Emplea a más de 11.000 personas

6. En 2011 devengó 128 millones de euros en concepto de impuestos

7. Las obras más caras de artistas españoles se venden fuera de España

8. Los precios medios del arte están por debajo de la media europea

9. La cultura del coleccionismo está rezagada en comparación con otros mercados más desarrollados

10. La mayor parte de los incentivos fiscales se aplican al patrimonio histórico

J. Kunitz