Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Fotografía » La mirada radical de Man Ray

“Despreocupado, pero no indiferente”, así reza el epitafio de Man Ray en el cementerio de Montparnasse. Una frase que podría resumir la filosofía de vida y particular visión del mundo de alguien que encarnó un tipo de artista completamente nuevo: un mago subversivo con tendencias pragmáticas. Figura clave de las vanguardias del siglo XX, se ganó la vida con sus retratos de moda y de la alta sociedad, pero al mismo tiempo amplió los límites de la fotografía como ningún otro creador había hecho antes. Alternó sin complejos la pintura, la fotografía y el cine, y pasó del “arte libre” al “arte aplicado”. Esta versatilidad le hizo blanco de críticas de las que se defendía diciendo: “Cuando vi que me atacaban desde todos los flancos, me di cuenta de que estaba en el camino correcto.” Con motivo de la subasta de la colección de Lucien Treillard, quien fuera asistente personal de Man Ray,  analizamos la vitalidad del mercado de un artista que aspiraba a “la libertad y el placer”. [Man Ray, Prioridad de la materia sobre el pensamiento, 1931 © Christie’s Images Limited 2021]

Man-Ray