Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Noticias » Marte, no se detiene

Frente a la ola de cancelaciones que se han producido en el sector de las ferias de arte a causa de las restricciones sanitarias, Marte, que celebra su séptima edición hasta el domingo en el Auditorio y Palacio de Congresos de Castellón, es una ilusionante luz en tiempos de incertidumbre. Este certamen quiere descubrirle al coleccionista novel las grandes promesas del arte contemporáneo español a través de algunas de las galerías emergentes más estimulantes de nuestro país.
Uno de los alicientes es su proyecto en torno a la cerámica contemporánea, que permite disfrutar de una selección de piezas de la Colección Bitossi firmadas por Ettore Sottsass, Matteo Thun, Karim Rashid, Arik Levy y Bethan Laura Wood. Y también la sección Espacio Cerámico, donde se presentan creaciones recientes de artistas como Carlos Martínez, Victoria Maldonado, Paloma de la Cruz, Noemí Iglesias Barrios y Ana Rod. Las 14 galerías participantes presentan exposiciones monográficas en las que despuntan nombres como los de Victoria Iranzo, flamante ganadora del Premio BMW de Pintura, o Santiago Ydáñez que es el artista invitado esta edición. Esta convocatoria se celebra bajo el lema In-mars-cesible, según explican sus directores Joan Feliú y Nacho Tomás: “Inmarcesible significa, según el diccionario de la lengua española, que no se puede marchitar. Pedimos perdón por destrozar una palabra tan bonita metiendo por medio a Marte, y además con un anglicismo sacrílego, pero en estos momentos no encontramos otro adjetivo que defina mejor la situación del arte contemporáneo y lo que estamos pretendiendo hacer en Castelló”. Y continúa: “Si dotar a la vida de un sentido es lo que diferencia existencia y vida, momento o historia, trascendencia u olvido, el arte es necesario. Durante la cuarentena que nos tocó vivir, el arte, en todas sus expresiones, nos hizo compañía, nos animó y nos recordó que en el mundo hay cosas por las cuales vale la pena seguir creyendo”. [Alejandro Calderón, Espacio Nuca; Flores de cerámica de Noemí Iglesias Barrios].

Marte