Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Reportaje » Meissen, la fábrica de extravagancias

En el siglo XVIII, la porcelana era conocida como «el oro blanco», y uno de los productos más valiosos del mundo. La ‘porcelana-manía’ que experimentó la aristocracia europea tenía su máximo exponente en Augusto el Fuerte, elector de Sajonia y rey de Polonia, quien describió su propia obsesión como la “maladie de porcelaine”. La porcelana se había inventado en China hacía unos 2.000 años pero el método para fabricarla fue un misterio hasta que Johann Friedrich Böttger, un joven alquimista de Dresde, descubrió la fórmula magistral. Con la fórmula en su poder, Augusto el Fuerte inauguró el 6 de junio de 1719 la manufactura imperial en la pequeña ciudad de Meissen. En este reportaje relatamos la historia de esta legendaria fábrica y damos las claves para coleccionar esta codiciada porcelana que sigue consiguiendo precios extraordinarios.

Meissen