Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Archivo » Michael Snow: “Trabajo con la concepción del tiempo”

Àngels Barcelona presenta la primera exposición individual en España de Michael Snow (Toronto, 1928) con dos nuevas videoinstalaciones y un filme. Hay que acercarse a la galería y ver sus obras para entender por qué Michael Snow es una figura de referencia de las artes visuales y pionero del videoarte. La obra que presenta no se centra en lo narrativo, simplemente sucede, y por tanto, el tiempo forma parte de ella; en Condensation, como una ventana frente a un bello prado y un impresionante acantilado, y ante la permanencia del paisaje, la sucesión del cambio del tiempo nos va persuadiendo e involucrando en la contemplación. Un concepto interesante en Snow es el tempo en el que todo sucede, que controla a la perfección, muy adecuado a la percepción del espectador de hoy, acostumbrado a una mirada rápida. En The corner of Braque and Picasso, imágenes en tiempo real son proyectadas sobre cubos blancos que rompen la superficie plana de la pared de la galería y se perciben en distintas perspectivas simultáneamente, un recuerdo del cubismo en movimiento.

¿Cómo recuerda los años 60 en Nueva York?
[Sonríe…] Fueron años sorprendentes por la creatividad que había en Nueva York. Lo más importante fue descubrir el cine experimental porque, aunque hice mi primer film como artista en 1956, no sabía que había otros artistas que hacían lo mismo, y en Nueva York encontré la posibilidad de hacer cine underground; además, fue determinante que estuviera allí Jonas Mekas, el organizador del cine experimental y su sala de proyecciones, además, escribió muchos artículos sobre ese cine.

¿Conoció a Andy Warhol?
No, y no me interesa ni su mundo ni su cine underground.

¿Cómo ha sido la influencia del cine experimental en el videoarte?
Está muy separado porque la gente que utiliza el cine de 6mm no es la misma que hace video. Curiosamente el cine experimental también ha permanecido separado del mundo del arte a pesar de que el arte moderno muestra filmes experimentales, al principio no era incluido entre los acontecimientos culturales relevantes ni estaba presente en las exposiciones.
El mercado de esa época tenía público sólo para la pintura y la escultura pero no para el cine experimental, que era completamente pobre, el film no se vendía, sólo se alquilaba, había poco público y pocos coleccionistas y nadie trataba de exhibirlos. Encontrar clientes era muy difícil, especialmente en los años 60 y hasta los 80; los artistas que hacían video han empezado a tener éxito recientemente -a partir de los 80-, y el mundo del arte ha comenzado a utilizar el video como un medio más, como la pintura o la escultura.

¿Cómo cree que el videoarte ha cambiado el lenguaje del arte y la relación con el espectador?
El video ha cambiado algunas cosas y ha añadido muchas otras. No sé si ha cambiado el lenguaje del arte, la pintura continúa y tal vez haya sido influida por el video…pero también los ordenadores han cambiado las cosas.

¿Cree que los ordenadores han cambiado el panorama de la pintura?
Cada artista es diferente. Mi nueva pieza Condensation está hecha para ser proyectada, no para ser mirada en el ordenador, pero es algo difícil de evitar porque todo el mundo tiene DVD en su ordenador…

¿Cómo siente y expresa el paso del tiempo?
Trabajo con el tiempo y es difícil cambiar su percepción. La obra The corner of Braque and Picasso son imágenes de la calle que se proyectan en tiempo real sobre la pared de la galería. Condensation, en cambio, es en tiempo acelerado, se hizo tomando un fotograma cada diez segundos y montando una secuencia de 24 segundos. La tercera pieza que mostramos es un filme, See you later, Au revoir, que dura un minuto. Se trataba de ralentizar 15 minutos un hecho que solemos hacer en uno solo. Es sencillo, si uno trabaja en un medio que en el que existe el tiempo, como el video, donde hay que mostrar la percepción del tiempo… en definitiva, trabajo con una concepción del tiempo.

¿Cómo conjuga el lenguaje visual con la música?
Exploro las posibilidades que existen entre la imagen y el sonido. Normalmente, la voz sincronizada refuerza el poder del realismo, se ve el movimiento de los labios y eso es puro naturalismo; la música, en general, es utilizada para reforzar las emociones, para recalcar si algo es triste o divertido… pero yo estoy en contra de la utilización del sonido en este sentido.

¿Cómo ha evolucionado el jazz con usted?
Trabajo con música totalmente improvisada, no es propiamente jazz, que tiene un ritmo regular; parte de la definición de jazz, pero la improvisación libre es un medio, no un estilo, es un método.

Usted ha influenciado a muchos artistas más jóvenes, entre otros, a Bill Viola… le pregunto una obviedad: ¿se siente satisfecho?
[Ríe francamente satisfecho]… Sí, claro, por supuesto, está muy bien.

¿Hacia dónde cree que va el arte de hoy?
La influencia de internet es muy fuerte, hay una democratización de los medios de hacer imágenes en movimiento, la música… todo el mundo puede utilizar las herramientas, que antes eran para profesionales. Se puede hacer un pequeño video y mostrarlo a millones de personas a través de You Tube y esto cambia la sensibilidad de la gente que habita en este mundo.

¿Y sobre su arte público?
Bueno… he hecho cuatro o cinco obras de arte público en Toronto. Una de ellas es un nuevo edificio de teatro y sala de conciertos con un edificio de apartamentos y un hotel anexos. En la fachada he puesto ventanas de dos metros y hay grandes videos con secuencias que se muestran en estas ventanas cada noche hasta las siete de la mañana en bucle. Es un arte que se ve desde la calle, es realmente público.

¿Tiene algún mensaje concreto que transmitir?
No hay ningún mensaje, sólo que espero que se encuentre interesante.

¿Cómo percibe el paisaje en el tiempo en su obra Condensation?
Es un poco como Monet, que pintó el paso del tiempo. Yo capto el cambio del tiempo frente al paisaje: una tempestad, el sol… son diferentes fotogramas cada diez segundos, seis imágenes mostradas en 24 fotogramas, una imagen tras otra.

¿Ha estado muchas veces en este lugar?
Sí, el verano pasado iba un par de veces a la semana para grabar y después hacía el montaje. La instalación de Picasso-Braque permite ver desde el interior de la galería todo lo que sucede en la calle en tiempo real y recuerda la importancia que tuvo Barcelona en los inicios del cubismo.

Marga Perera

Snow