Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Archivo » Mirada al pasado

Portada Marzo 2015

«En mi arte no hay pasado ni futuro. Si una obra de arte no puede vivir siempre en el presente, no debe ser tenida en cuenta. El arte de los griegos, de los egipcios, de los grandes pintores que vivieron en otras épocas, no es un arte del pasado; tal vez hoy está más vivo que nunca… » decía Picasso en 1923. La prueba de que la aspiración del genio español se ha cumplido es que su nombre sigue llenando los museos (estos días el Museo del Prado, el Museu Picasso de Barcelona y el Museo de Belas Artes da Coruña, le consagran importantes exposiciones), y en el mercado, su firma se ha convertido en la ‘marca’ más deseada. Sabedores de esto Christie’s apuesta por una de sus pinturas más emblemáticas para liderar una colosal venta Mirando al pasado que tendrá lugar el 13 de mayo en Nueva York. Las mujeres de Argel (Versión ‘O’) uno de los pocos picassos legendarios que aún quedan en manos privadas podría alcanzar los 130 millones de euros. El genio español había estado fascinado por Delacroix, y en particular por su cuadro Las mujeres de Argel (hoy en el Louvre) toda su vida; eso motivó que, entre diciembre de 1954 y febrero de 1955, desarrollara una serie de quince variantes sobre este tema. En esa misma subasta Giacometti podría convertirse en el escultor más caro de todos los tiempos gracias a su bronce El hombre que señala, valorado en 120 millones de euros, y que el artista creó en el transcurso de una noche memorable en octubre de 1947.

En 2008 Lucian Freud se coronó como el artista vivo más cotizado en subasta gracias a los 47 millones de euros pagados por su carnal retrato de Sue Tilly, una trabajadora social que pesaba 125 kilos y posó sin ropa tumbada en un sofá del taller del pintor. El cuadro que Christie’s licita este mes, otro desnudo de la misma exuberante modelo, sale a pujas valorado entre 27 y 46 millones de euros. Benefits Supervisor Resting es considerado como el último tour de force de Freud. Este lienzo de tamaño natural entronca con la gran tradición pictórica del desnudo femenino y fue la obra que el artista escogió para ilustrar la portada de su monografía.

Sotheby’s contribuirá a poner a prueba los límites del mercado con un excepcional catálogo argumentado con un óleo de Vincent van Gogh de su etapa arlesiana (La alameda de los Campos Elíseos) que podría superar los 37 millones de euros; un cuadro de Mark Rothko, Sin título (Amarillo y azul), ejecutado en 1954, su annus mirabilis, el año en que pintó sus lienzos más elogiados. Esta pintura formó parte de la legendaria colección de Paul Mellon, y ahora sale a pujas con una estimación de 37 a 55 millones de euros. Y uno de los trabajos más reconocidos de Roy Lichtenstein, El anillo (Compromiso), ejecutado en 1962 y que desde su creación solo ha cambiado dos veces de manos. Ahora buscará nuevo dueño por 46 millones de euros. De todo esto se desprende, que el mercado de los grandes maestros está listo para alcanzar cotas nuevas e inauditas.