Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Entrevista » Nefertiti y la puerta secreta

¿Alberga la tumba de Tutankamón una puerta secreta que conduce a la cámara funeraria de la reina Nefertiti? Un investigador británico cree haber encontrado evidencias de una cámara oculta que podría llevar a la tumba de la gobernante de Egipto más bella de la historia.
El prestigioso arqueólogo de la Universidad de Arizona Nicholas Reeves ha publicado un estudio en el que aduce que podría haber dado con la tumba de Nefertiti, esposa real de Akenatón. El hallazgo de una cámara secreta desvelaría uno de los grandes misterios del Antiguo Egipto pues, según sostiene Reeves, en ella podrían estar los restos perdidos de la madre de Tutankamón.
Aunque los egiptólogos están divididos en torno al parentesco del “faraón niño”, una teoría sostiene que Nefertiti, esposa real del progenitor de Tutankamón, el faraón Akenatón, dio a luz al niño-rey (una reciente autopsia desveló que Tutankamón era minusválido, posiblemente por ser fruto de un incesto).

En una entrevista concedida al diario “The Economist” Nicholas Reeves ha señalado que, tras estudiar varias fotografías realizadas en alta resolución del interior de la tumba, cree haber visto una pared con una serie de fisuras y grietas. Aunque en principio no le dio mayor importancia a esta zona, ahora afirma que podría corresponderse con una tapia mediante la que se cerró un pasadizo que podría dar acceso a otra sala.
A pesar de que la cámara podría ser un antiguo almacén, Reeves afirma que la presunta falsa pared cuenta con una serie de dibujos religiosos que, usualmente, eran utilizados para proteger el cuerpo de un fallecido.
Desde el histórico descubrimiento de la tumba de Tutankamón en 1922 por Howard Carter, los arqueólogos han hecho cábalas sobre las relativamente reducidas dimensiones de la cámara funeraria. La teoría de Reeves ofrece una explicación sencilla a esta espinosa cuestión: la tumba de Tutankamón era una mera antecámara añadida a la cámara funeraria de Nefertiti de mayores dimensiones.
De existir, la tumba oculta que defiende Reeves, estaría a la derecha del pasadizo de entrada, como era tradicional para las reinas egipcias. La antigua puerta está ahora decorada con escenas religiosas, las cuales permiten al arqueólogo británico especular con que podrían haber formado parte de un ritual de protección para el lugar del descanso eterno de Nefertiti. Reeves también sostiene que la tumba de Tutankamón, ricamente ornamentada, se halla en la actualidad repleta de objetos usados (posiblemente incluso su célebre máscara funeraria) algunos de los cuales indicarían que Nefertiti ejerció de corregente del “faraón niño”. Los títulos conocidos de Nefertiti sugieren que ayudó a gobernar el imperio a la muerte de Akenatón, posiblemente como corregente o incluso como faraón por derecho propio.
[En imagen: Busto de Nefertiti, Neues Museum, Berlín, Foto: Philip Pikart, via Artnet].

Nefertiti