Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Mercado » El obsequio de Keith Haring

Keith Haring era un fijo en los clubes del Lower East Side donde alternaba con los reyes del mundo del arte, como Andy Warhol, Jean Michel Basquiat o Kenny Scharf. Una noche a principios de los 80, conoció a dos miembros de la asociación Juventud Católica, Benny Soto y David Almodóvar, de los que se hizo íntimo amigo. Esta camaradería propició una invitación a Grace House, sede de la organización, para la que Haring accedió a pintar su escalera. Sabía exactamente lo que quería hacer y lo llevó a cabo en una sola noche sin ningún boceto previo. Este mural es el primero en salir a subasta del legendario graffitero, y lo hace el 13 de noviembre en Bonhams Nueva York con una estimación de 2,7 a 4,5 millones de euros. Las trece figuras que lo componen han sido descritas como el «diccionario del vocabulario Haring» pues entre ellas, encontramos a sus personajes más reconocibles como el Bebé Radiante, el Perro Ladrador y las figuras bailando.

Keith Haring