Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Entrevista » El otro Sergio Dalma

El popular cantante Sergio Dalma nos descubre una faceta poco conocida, la de amante del arte, desvelando su interés por las antigüedades, su temprana atracción por la pintura religiosa y su afinidad con el líder del Modernismo catalán, Ramon Casas. Raquel García-Osuna

¿Recuerda su primera experiencia memorable con el arte? Me llamaban la atención los cuadros de El Greco con aquellas caras alargadas, de intenso sufrimiento, y esas escenas tan tétricas. La pintura religiosa siempre me ha impresionado mucho.

¿Qué maestro del pasado o artista moderno le hubiera gustado conocer, y qué le preguntaría? Pintores como Velázquez o Murillo o, entre los contemporáneos, Tàpies. Más que preguntarles nada lo emocionante sería compartir su espacio, estar en el taller donde trabajan y verles en acción.

Un lugar que le inspire de forma particular. El estudio de un artista siempre me impone. Ese reducto íntimo, ese altar donde se inspira para sus obras, me resulta muy atractivo.

Una personalidad que le haya dejado huella. Los artistas con más nombre y popularidad resultan ser los más sencillos y accesibles. Recuerdo un amigo, vecino mío, que era marchante de arte y cada vez que iba a su casa a merendar tenía la posibilidad de recrearme con la visión de ciertos cuadros. Era apasionante.

¿Qué obra de arte famosa se llevaría a su casa? ¡Es difícil elegir!. Soy de aquellos que se enamoran constantemente de obras de arte. Además intento mezclar géneros y épocas. También me gustan mucho las antigüedades. Todavía mantengo la sana costumbre de ir al Rastro madrileño y cuando viajo siempre intento dejarme caer por los mercadillos o visitar anticuarios en cada ciudad.

¿Qué obra icónica le hubiera gustado crear? Cualquiera que estuviera expuesta en un museo y pudiera ser reconocida internacionalmente.

Un creador por el que sienta una afinidad especial. Ramon Casas, particularmente en su faceta como retratista. Me fascina la manera que tiene de describir una época a través de sus retratos.

Un descubrimiento excitante. Disfruto cada vez que acudo a un mercadillo y descubro algún cuadro antiguo o alguna pieza que automáticamente me predispone a fantasear lo que ha podido ver y sentir a lo largo de diferentes épocas. Pienso…¡ah, si hablara!

Una obra que tenga un significado especial. Soy un gran aficionado a los grabados.

¿Cuáles han sido sus actuaciones inolvidables? ¡Ojalá estén por llegar!. Afortunadamente he tenido momentos inolvidables en mi carrera que no cambio por nada.
Sergio_Dalma