Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Mercado » Miradas desde la eternidad

En 1887, el anticuario vienés Theodor Graf compró a través de un agente en El Cairo un gran número de retratos que habían sido recuperados por mineros beduinos que trabajaban en Er-Rubayat, en el noreste de Fayum. Preciada entre 70.000 y 100.000 euros, esta tabla pertenece a esa primera colección de retratos reunidos por Graf que surtió a museos y colecciones particulares de todo el mundo y sale hoy a pujas en la sede londinense de Sotheby’s. Para recrear a esta muchacha de mirada melancólica y espesas pestañas, se recurrió a la técnica encáustica. La pintura era una mezcla de pigmento y cera de abeja, que se mantenía suavemente calentada (al igual que la tabla) para facilitar su aplicación. Este tipo de retratos, al menos en los primeros tiempos, eran encargados en vida del retratado y se exponían en su casa, enmarcados. A su fallecimiento, el retrato se descolgaba y se cortaba por sus esquinas para que encajara bien en los vendajes de la momia.

Fayum