Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Sumario » Ugo Rondinone: La hora mágica

La obra de Ugo Rondinone (Brunnen, Suiza, 1964) ocupa una posición preeminente en la escena artística contemporánea, y hoy es reivindicada en una esperada antológica en el Museo Boijmans van Beuningen de Rotterdam. Tras haber desarrollado series obsesivas sobre esculturas de payasos, figuras de piedra, dianas, máscaras, bombillas de cera, cuadros de rayas, paisajes a tinta, naturalezas muertas de bronce e instalaciones audiovisuales, sigue investigando diversas técnicas, combinando conceptos con figuras performativas y formas abstractas con materias primas, para explorar temas relacionados con la fantasía y el deseo. “Se trata de que no podamos distinguir aquello que recordamos de aquello que anhelamos”, dice. Rondinone rehúsa concebir sus exposiciones en solitario como un simple despliegue de obras sino que las entiende como una declaración de arte total para ofrecer al visitante una experiencia visual y emocional combinada con observaciones poéticas y críticas. El artista de origen suizo se concede una libertad absoluta formal y temática. Su trabajo es elogiado por su perspicacia para abordar, desde la expresividad psicológica y la penetración profunda, temas como la condición humana y la relación entre el hombre y la naturaleza.
[Ugo Rondinone, vierzehnterseptemberzweitausendundfünfzehn, 2015. Colección del artista. Cortesía: Museo Boijmans van Beuningen]

Ugo Rondinone