Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Entrevista » Una herencia actualizada

Fundada en 1901 por Samuel y Henrietta Barnett, la Whitechapel Gallery es una presencia indispensable en el paisaje cultural de Londres. Abrió sus puertas con la muestra Cuadros modernos de artistas vivos, prerrafaelitas y maestros antiguos, que atrajo a 260.000 visitantes, algunos de ellos, tal vez, más intrigados por la luz eléctrica instalada en el edificio (una novedad en aquel momento) que por las pinturas. Después llegarían hitos como el Guernica, expuesto en 1939 en su única visita al Reino Unido, las primeras ex- posiciones de artistas como David Hockney, Gilbert & George o Richard Long así como la dedicada a la española Cristina Iglesias. Desde hace veinte años, capitaneando esta venerable institución se encuentra Iwona Blazwick (1955), considerada una de las personalidades más influyentes del sistema artístico. Comisaria y crítica de arte, ha ayudado a lanzar la carrera de creadores hoy mundialmente famosos como Damien Hirst, a quien montó su primera individual en un centro público. Su nombre es habitual en los jurados de importantes premios, como el Turner, y ha sido instrumental en el desarrollo de la Tate Modern, de la que fue directora de exposiciones. [Vanessa García-Osuna. Foto: Christa Holka]

Artículo completo en la edición impresa