Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Noticias » Una sinergia selecta

El mercado del arte vivió durante la pandemia uno de sus momentos más delicados. Las transacciones mundiales de obras de arte cayeron un 22% en 2020, hasta los 50.100 millones de dólares, según el informe Art Market Report 2021, publicado por UBS y Art Basel. Sin embargo, ha conseguido recuperar todo su dinamismo durante el primer semestre de 2021. Barcelona y sus cerca de 120 galerías de arte no escaparon a la congelación de las operaciones, debido a la cancelación de las principales citas internacionales para el mercado del arte. Desde la reapertura generalizada hace poco más de un año, las galerías han experimentado un importante crecimiento, que se ha empezado a consolidar con el reciente éxito de ferias como Arco o festivales como el Barcelona Gallery Weekend. Con el objetivo de potenciar el mercado del arte barcelonés, la firma de private equity Squircle Capital que gestiona el edificio de lujo Francesc Macià 10 ejecutado por el arquitecto brasileño Marcio Kogan y su estudio MK27, promueve la exposición Un espejo de la ciudad, que reúne 40 obras de 25 artistas contemporáneos. 

La muestra, dirigida a la comunidad inversora y desarrollada en colaboración con la consultora The Art Büro, puede visitarse hasta el 14 de noviembre, y cuenta con la participación de 9 galerías de arte de la Ciudad Condal: Marlborough, Ana Más, L&B, Joan Prats, Angels Barcelona, Víctor Lope, Alzueta, N2 y Galería Senda, y una galería madrileña con estrecho vínculo con el mercado catalán (Daniel Cardani). Todas ellas participan en la exposición con obras de artistas como Joan Miró, Jaume Plensa, Antoni Tàpies, Manolo Valdés, Luis Gordillo, Soledad Sevilla, Joaquim Chancho, José María Sicilia, Esther Ferrer, Joan Fontcuberta, Guillem Nadal y Amparo Sard. A ellos se unen Blanca Muñoz, David Rodríguez Caballero, Regina Giménez, Jacinto Moros, Jordi Alcaraz, Laurent Lo, Jordi Bernardó, Massimo Vitali y Gino Rubert, y jóvenes como Xavi Muñoz, Yago Hortal, Carla Cascales y Luna Paiva, que ya empiezan a ser habituales en la escena internacional.

 

La arquitectura única de Francesc Macià 10 ha generado una fuerte sinergia entre el edificio y el mundo del diseño y el arte desde que se terminó de construir en 1969, y especialmente desde que se reconfiguró como edificio residencial super prime en 2017. Esta iniciativa nos permite no sólo mostrar nuestro compromiso con el arte contemporáneo sino contribuir a que Barcelona siga siendo un polo de atracción para todos aquellos que buscan situar a la ciudad en el mapa artístico mundial, señaló en la presentación José Caireta, fundador y socio director de Squircle Capital.