Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Entrevista » Carlos Cruz-Díez, la gran ilusión

Alejar el arte del lienzo y llevarlo al espacio. Convertir el arte en una creación colaborativa. Estos son los ideales que ha perseguido Carlos Cruz-Díez, el último gran exponente del Arte Óptico y Cinético, un movimiento basado en “la inestabilidad de la realidad”. El maestro venezolano cambió su Caracas natal por París en 1960 queriendo seguir los pasos de artistas como Georges Seurat y Josef Albers, y desde los comienzos se sintió intrigado por la energía del color y su existencia como realidad autónoma y cambiante. A lo largo de casi setenta años ha investigado las variaciones del color según la posición del observador, la luz y las tonalidades utilizadas. Con una vitalidad que desmiente sus 95 años departimos con él con motivo de su muestra antológica organizada por la casa de subastas Phillips en Londres.

carlos-cruz-diez-1