Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación, mostrar publicidad y anuncios basados en tus intereses
Si sigues navegando, consideramos que
Para obtener más información entra en la sección de Política de cookies

Inicio » Entrevista » Lluís Lleó, el pintor que habita

“Vivo en la posibilidad”, dijo Emily Dickinson (“I dwell in possibility”). De niño, el pintor Lluís Lleó (Barcelona, 1961) quiso habitar en el espacio secreto que hay detrás de todo cuadro apoyado sobre un caballete. Sus cuadros son hoy lugares. Pinturas que habita, y donde quiere que los espectadores puedan vivir por un rato. Lleó ha dado forma este invierno en el Empordà a cinco enormes bloques de piedra arenisca. A modo de grandes lienzos pintados, se levantan ahora en el corazón de Manhattan, en Park Avenue, a la altura de las calles 52 y 56. Una instalación para habitar en mitad de una ciudad, Nueva York, que le acogió hace 28 años y en la que ha querido homenajear el arte del fresco del románico catalán, que empezó más de siete siglos atrás. Las ‘esculto-pinturas’ estarán expuestas en la vía pública neoyorquina hasta finales de julio.
lluis-lleo